La compañía estadounidense eXoMod Concepts, ubicada en el estado de Pensilvania, acaba de desvelar su última creación, un interesante paquete de mejoras para el salvaje Dodge Challenger SRT Hellcat que hace un guiño al pasado del modelo americano.

Como ves, el especialista propone un kit de carrocería fabricado íntegramente en fibra de carbono que, además de ahorrar bastante peso, aporta al modelo un aspecto retro, inspirado precisamente en un antepasado del Challenger, el icónico Dodge Charger de 1968.

Galería: eXoMod Challenger Hellcat Black Velvet

Denominado Black Velvet, este proyecto de eXoMod Concepts lleva unas 1.500 horas de trabajo y todos los paneles de su carrocería están fabricados en fibra de carbono. El resultado es un ahorro de peso de unos 180 kilogramos frente al Hellcat de fábrica, así que la mejora no es meramente estética.

Llama la atención especialmente el frontal del Black Velvet, con faros 'escondidos' como en el Charger original, pero también es nuevo el capó, con una imponente toma de aire, o los paneles laterales de formas cuadradas, por ejemplo.

Challenger Hellcat Black Velvet de eXoMod

Quizá lo más interesante de todo es que las proporciones de este kit de carrocería asemejan el modelo mucho al Charger de 1968, a pesar de ser realmente un Challenger SRT Hellcat moderno bajo su piel. Ahora bien, el precio es disparatado: 325.000 dólares (298.000 euros) para un Hellcat convencional y 345.000 (316.000 euros) para una versión Jailbreak.

Bajo el capó, por tanto, esconde el mismo bloque 6,2 litros V8 sobrealimentado por compresor del Hellcat, en este caso estrictamente de serie, por lo que hablamos de 717 CV, aunque si el cliente quiere un Hellcat Jailbreak como base, la potencia asciende a 819 CV.

Challenger Hellcat Black Velvet de eXoMod

Por el momento, eXoMod Concepts ha fabricado solamente un ejemplar del Black Velvet, pintado en color negro perlado, pero tiene intención de producir más, todo en función del número de pedidos que reciba por parte de los clientes, lógicamente. 

El modelo también está equipado con un juego de llantas a medida Smoke de Forgeline, de 20 pulgadas de diámetro y equipadas con neumáticos Nitto NT555, en medida 315/35 en el caso de las ruedas traseras.