No muy lejos del Indianapolis Motor Speedway se encuentra una colección de Ferrari escondida durante décadas, que contiene algunos de los coches históricos de la marca italiana, como un 250 GT de 1956, que fue propiedad del Rey Mohamed V de Marruecos, y un 275 GTB que participó en la Targa Florio de 1966.

Aunque la ubicación en Indiana pueda parecer extraña, la forma en que llegaron es aún más inusual. Quizá recuerdes que el huracán Charley asoló muchas zonas del centro y el sur de Florida en 2004, causando inundaciones y daños generalizados. En esa zona había un almacén con unos 20 Ferrari muy exclusivos.

La colección incluye coches que datan de 1954 a 1991, incluidos los ya mencionados 250 GT y 275 GTB, así como un raro Mondial 500 Spider que compitió en la Mille Miglia de 1954 y un 512 BB Competizione desarrollado por Luigi Chinetti Sr. para las 24 Horas de Le Mans de 1978. A continuación, puedes ver un Ferrari 250 GT Cabriolet Pininfarina descubierto en otro hallazgo.

Galería: Ferrari 250 GT Cabriolet Pininfarina abandonado

Algunos salieron indemnes

Volviendo a los 20 Ferrari, la tormenta Charley causó daños por valor de más de 60.000 millones de dólares y provocó más de 3.000 muertos en todo el Caribe y la costa del Golfo de Estados Unidos. Por ese motivo, estos coches se trasladaron al almacén de Indiana, donde han permanecido intactos, tal y como estaban, durante casi 20 años.

Varios de estos coches aún conservan las cicatrices del huracán, pues el almacén en el que se encontraban se derrumbó parcialmente. Los daños van desde abolladuras y arañazos hasta parabrisas rotos y techos hundidos. 

Como se puede ver en la foto principal, otros coches parecen indemnes, pero necesitan un buen detallado para reavivar su aspecto. Todos están en su estado original, sin restaurar, con su pintura original. 

¿Se subastarán?

¿Qué se va a hacer con ellos? Nuestros compañeros de Motor1.com en Estados Unidos no nos han informado al respecto, pero lo normal es que muchos de ellos se subasten, algo que hará las delicias de los coleccionistas más adinerados.

Si tenemos novedades sobre estos vehículos tan exclusivos, te informaremos al momento. La verdad es que esta historia nos recuerda mucho a la vivida por varios DeLorean, que se apilaron en un garaje para evitar los daños del huracán Dorian en 2019.