Polestar, el fabricante de vehículos eléctricos de Geely, va a ampliar sus actividades de investigación y desarrollo en Europa ocupando parte de la antigua fábrica de Saab en Suecia. Esta sede de 15.000 m2, ubicada en Trollhattan, la alquilará la firma nórdica a la ciudad, dueña de la misma.

Según la publicación alemana Automobilwoche, el nuevo centro de I+D se centrará principalmente en el desarrollo del sistema de propulsión del Polestar 5 y el roadster Polestar 6. Las instalaciones se utilizarán también para probar las cadenas cinemáticas, los motores eléctricos y las baterías de ambos modelos.

Galería: Polestar 5 Prototype, debut en Goodwood 2022

La berlina 5, en 2025

La planta de Trollhattan se sumará a las instalaciones de I+D de Polestar en Gotemburgo (Suecia) y Coventry (Inglaterra). En Reino Unido, la empresa está trabajando en su plataforma de aluminio ligero que sustentará los propios Polestar 5 y 6.

El fabricante sueco está preparando el lanzamiento del 5, una berlina tipo fastback, en 2025. La compañía se ha inspirado en su concepto Precept, y debería rivalizar frente al Porsche Taycan.

Polestar utiliza un chasis de aluminio específico y nuevos motores eléctricos para crear un vehículo que espera que supere a los competidores de su clase.

Polestar 5, altas miras

Polestar no ha publicado planes de producción específicos para el 5, pero los rumores sugieren que la berlina se construirá en una línea de producción específica en China, incorporando técnicas respetuosas con el medio ambiente para garantizar que la instalación sea neutra en carbono.

El Polestar 5 también vendrá con una arquitectura de batería de 800 voltios, lo que permitirá una velocidad de carga del 80% en 20 minutos utilizando un cargador rápido de corriente continua y una autonomía de alrededor de 600 kilómetros, como máximo.

Los motores eléctricos P10 tendrán una potencia máxima de 884 CV en su especificación más exclusiva, lo que convierte al vehículo en un digno competidor del Taycan Turbo S.