La firma sueca Polestar acaba de desvelar su segundo modelo SUV, el llamado Polestar 4, un eléctrico puro que es además el modelo de producción más rápido y prestacional de la marca hasta la fecha, y que probablemente se pondrá a la venta en Europa ya el próximo año, en 2024.

Según el fabricante escandinavo, este nuevo Polestar 4 toma rasgos de diseño de los últimos prototipos de la casa, como el Precept concept. En este sentido, destaca por ejemplo la ausencia de luneta trasera que, en palabras de la marca, "permite un nuevo tipo de experiencia inmersiva para los ocupantes traseros".

Galería: Fotos Polestar 4

A medio camino entre el 2 y el 3

Como ves, se trata de un SUV del segmento D de estilo coupé y generosas dimensiones. Con 4,84 metros de longitud, 2,14 de ancho y 1,54 de alto, además de 3,0 metros de distancia entre ejes, se posicionará en la gama entre el Polestar 2 (4,61 m) y el Polestar 3 (4,90 m), tanto por tamaño como por precio.

El modelo se fabricará sobre la plataforma SEA (Sustainable Experience Architecture) desarrollada por Geely Holding, y la marca insiste en que se ha trabajado mucho en la eficiencia aerodinámica del coche, con soluciones como el bajo frontal, los tiradores de las puertas retráctiles o diversos apéndices.

Polestar 4

El Polestar 4 estrena además dos colores exteriores, Storm y Electronic, y un tono interior denominado Mist. La marca asegura que el habitáculo recurre a materiales sostenibles, como tapizados de plástico PET reciclado, alfombrillas fabricadas a partir de redes de pesca recicladas o vinilo MicroTech, pero también cuero Nappa.

Gracias a la generosa batalla de este SUV, los ocupantes traseros gozan de un amplio espacio, además de contar con asientos reclinables, iluminación ambiente ajustable, una pantalla secundaria para la climatización (instalada entre los asientos delanteros) o un techo panorámico completo de cristal que, opcionalmente, puede ser electrocrómico; es decir, que se puede oscurecer al toque de un botón.

Polestar 4

El Polestar más rápido

En palabras del propio fabricante, el Polestar 4 es el modelo de producción más rápido jamás desarrollado por la marca, gracias a una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos, en su versión de 544 CV (400 kW) y 686 Nm, de doble motor y tracción total, que goza por ejemplo de una suspensión semiactiva y puede desacoplar el motor delantero cuando sea necesario para ahorrar así energía.

En todo caso, la marca ofrecerá también una variante de propulsión trasera, aunque en ambos casos la batería es la misma, de 102 kWh de capacidad, y en todas las versiones permitirá carga con corriente alterna a un máximo de 22 kW y hasta 200 kW con corriente continua.

La versión Long Range de un único motor (síncrono de imanes permanentes) ofrecerá 272 CV o 200 kW, así como un par motor máximo de 343 Nm, logrando una autonomía de alrededor de 500 kilómetros (el dato WLTP está pendiente). En función de la versión, el modelo montará llantas de entre 20 y 22 pulgadas, con neumáticos Pirelli o Michelin, según el caso.

Polestar 4

Cargado de tecnología

La oferta tecnológica del Polestar 4 es generosa, incluyendo un sistema multimedia Android con una gran pantalla de 15,4 pulgadas, un procesador gráfico Nvidia Snapdragon y Google integrado, con servicios como Google Maps, Google Assistant o Google Play, aunque también es compatible con Apple CarPlay. La instrumentación, por cierto, es digital y de 10,2 pulgadas, si bien el conductor cuenta también con la información en un Head-Up Display.

La lista de opcionales incluye un equipo de audio Harman Kardon de 12 altavoces y 1.400 W, y destaca también un retrovisor interior que es una pantalla de alta definición y muestra la imagen de una cámara instalada en el techo del vehículo, aunque la marca afirma que también se puede desactivar para poder ver a los ocupantes traseros (si se llevan niños, por ejemplo).

Polestar 4

Por último, la dotación de asistentes a la conducción consta de un sinfín de sistemas, basados en 12 cámaras, 12 sensores de ultrasonidos y un radar. Tampoco faltan, por ejemplo, las actualizaciones de software remotas (over-the-air). En principio, el Polestar 4 se lanzará primero en China, donde la producción arrancará en noviembre de 2023, y su lanzamiento en Europa se espera a lo largo de 2024.