Es un prototipo eléctrico que mira al futuro y que estará en el salón de Ginebra 2020.

La submarca de Volvo dedicada a los vehículos eléctricos e híbridos enchufables, Polestar, aprovechará el salón de Ginebra de la semana que viene para echar un vistazo a su propio futuro. ¿Cómo? A través de este prototipo, denominado Polestar Precept: una berlina de cinco plazas y totalmente eléctrica que, según la firma, representa la esencia más pura de Polestar y, además, cuenta con materiales sostenibles y tecnologías de lo más avanzadas.

El nombre Precept (precepto) hace referencia al papel de este vehículo como forma de adelantar las intenciones de futuro de Polestar, como una marca moderna, con una oferta de productos eléctricos y electrificados. Avances en diseño, en materiales más respetuosos con el medio ambiente y también en cuanto a interfaz digital.

Galería: Polestar Precept concept 2020

Este Precept es una gran berlina de cuatro puertas, con una interesante silueta y una enorme batalla de nada menos que 3,10 metros, capaz de acomodar el gran paquete de baterías que hace falta para alimentar sus motores eléctricos. La marca, no obstante, no ha detallado su sistema de propulsión, así que desconocemos la configuración de motores, su potencia o sus prestaciones.

La parrilla frontal convencional, que en modelos de combustión sirve para canalizar aire hacia el sistema de admisión del motor, ya no es necesaria como tal, por lo que en este prototipo se reemplaza por la llamada Polestar SmartZone, que acoge tecnologías como dos radares, una cámara de alta definición o los sensores necesarios para los asistentes de conducción, escondidos tras un panel transparente. 

Justo encima del parabrisas delantero y sobre el techo de cristal, el Precept luce una especie de protuberancia que es, en realidad, un compartimento para el sensor láser LIDAR. Los faros delanteros, por ejemplo, lucen la firma lumínica 'Martillo de Thor', aunque evolucionada.

Polestar Precept concept 2020
Polestar Precept concept 2020
Polestar Precept concept 2020

Además de diversos elementos aerodinámicos para optimizar el flujo de aire a través del coche, también se ha recurrido a cámaras de vídeo para hacer las funciones de los retrovisores al uso. De hecho, el retrovisor interior del habitáculo es ahora una pantalla digital, que proyecta la imagen de una cámara panorámica ubicada en la zaga del vehículo. 

El habitáculo dice adiós al cuero, la madera o el cromo, a favor de superficies de los asientos fabricadas con plástico reciclado de botellas PET (politereftalato de etileno), reposacabezas de vinilo de corcho o alfombrillas que están hechas con redes de pesca, por ejemplo, mientras que la parte trasera de los asientos o las molduras interiores son de un 'composite' que ahorra un 50% de peso.

También es de nueva generación el sistema multimedia HMI, basado en Android, con una pantalla táctil central de 15,0 pulgadas, en disposición vertical, o un cuadro de instrumentos de 12,5 pulgadas que incorpora sensores para monitorizar el estado de atención del conductor.