Los conductores que no tengan iPhone también podrán vincular su teléfono móvil.

El próximo mes de julio, los dueños de un BMW no tendrán que preocuparse por el tipo de teléfono móvil que posean, pues podrán vincularlo al coche sin ningún problema. ¿El motivo? Los nuevos modelos de la marca alemana no solo dispondrán de Apple CarPlay, sino también de Android Auto. 

De este modo, los usuarios podrán beneficiarse de todos los servicios online, de forma segura e intuitiva, a través de la pantalla de su vehículo. Según lo previsto, la firma germana mostrará esta novedad tecnológica en el próximo CES de Las Vegas (Estados Unidos), del 7 al 10 de enero. 

Galería: BMW Serie 2 Gran Coupé 2020

Esta decisión tiene que ver con que la mayoría de los smarphones que se venden poseen el protocolo Android. Es cierto que muchos de los clientes de BMW disponen de un iPhone, dado su carácter Premium, pero también cabe recordar que su gama es muy amplia y abarca todo tipo de edades. Una iniciativa igual la ha tomado Toyota, que también carecía de Android Auto. 

BMW fue uno de los primeros fabricantes de automóviles en introducir Apple CarPlay en su gama. Esta vinculación inalámbrica, ya sea para dispositivos Apple o con el sistema Android, debe combinarse con el sistema de carga por inducción, ya que la batería se agota más rápidamente cuando el teléfono está conectado vía Bluetooth y se utiliza para escuchar música por satélite o navegar con información del tráfico en tiempo real.

En fin, si eres de aquellos que valoras sobremanera el apartado tecnológico en un coche, dentro de unos meses cualquier BMW te convencerá plenamente... no solo por la potencia y el dinamismo del vehículo. 

Por cierto, seguimos esperando la presentación del BMW M3 2020, algo que ocurrirá, previsiblemente, en el primer semestre del próximo año. Llegará con Android Auto, pero nos motiva más el caudal de potencia que el deportivo será capaz de desarrollar, y a ti seguro que también. 

Galería: BMW Serie 1 2019