Propulsión trasera, 450 CV de potencia, caja de cambios manual... ¿Se puede pedir algo más?

Lo llevábamos esperando mucho tiempo. Tanto, que ya casi ni nos acordamos de cuándo empezamos a soñar con él. Sin embargo, la espera ha terminado y ya podemos contaros todos los detalles y mostraros todas las fotos del nuevo BMW M2 CS 2020.

Un modelo que es algo así como una tabla de salvación a la que aferrarnos, en una etapa aciaga para la mayoría de los deportivos, que van perdiendo parte de su alma, poco a poco.

Sin embargo, BMW nos ha obsequiado con el mejor regalo que nos podría hacer: un coupé deportivo puro, sin rasgos de electrificación, con propulsión trasera y una caja de cambios manual. Pocos como él se han presentado en los últimos tiempos...

Galería: BMW M2 CS 2020

Siguiendo la lógica de la marca, el nuevo BMW M2 CS se posiciona justo por encima del BMW M2 Competition. Eso sí, a diferencia de este último, el CS se ensamblará como una serie especial, limitada a apenas 2.200 unidades, antes de pasar a convertirse en un objeto de colección.

Todo, en un modelo que se ha desarrollado de forma paralela al BMW M2 CS Racing, gracias al apoyo de BMW Motorsport. Lo que te dará una idea sobre una de sus principales cualidades: quemar el asfalto de los mejores circuitos del mundo.

En términos mecánicos, alcanza los 450 CV de potencia, lo que supone una ganancia de 40 CV, frente al M2 Competition. Algo que se consigue gracias a la inclusión, bajo el capó de fibra de carbono, del propulsor 3.0 biturbo, con código interno S55, famoso por emplearse en los M3 y M4 actuales.

Del mismo modo, el par máximo alcanza los 550 Nm entre 2.350 y 5.500 rpm, por lo que no resulta extraño que acelere de 0 a 100 km/h en apenas 4,0 segundos. Al equiparlo con la transmisión automática de doble embrague M-DCT, de siete velocidades, el tiempo baja hasta los 3,8 segundos, en el mismo ejercicio. En ambos casos, la velocidad está limitada a 280 km/h.

BMW M2 CS 2020

BMW M2 CS: entre la imagen y el rendimiento

A pesar de incluir llantas de aleación de 19 pulgadas y neumáticos Michelin Sport Cup 2 (opcionales), BMW no ha pasado por alto el sistema de frenado de este pequeño deportivo. Por ejemplo, lo ha equipado con discos ventilados de 400 milímetros de diámetro, en la parte delantera, y 380, en la trasera.

Estos discos se combinan con pinzas de seis pistones, delante, y de cuatro pistones, detrás. En cualquier caso, para mejorar el rendimiento, BMW M ofrece frenos carbocerámicos, de manera opcional, que son más resistentes a la fatiga.

Otra novedad es la introducción de la suspensión adaptativa, cuyo funcionamiento varía en función del modo de conducción seleccionado. Estos programas también influyen en el funcionamiento del diferencial activo trasero.

BMW M2 CS 2020

A priori, pensábamos que el M2 CS cambiaría bastante más frente al M2 Competition, aunque, finalmente, es un tema más de matices. Por ejemplo, puede apreciarse la inclusión de elementos acabados en carbono, como el splitter delantero, el alerón, el difusor, el techo, las cubiertas de los retrovisores...

Otra diferencia la encontramos en la parte superior del capó, que incluye una entrada de aire, con fines aerodinámicos y de refrigeración. En este sentido, el M2 CS declara un coeficiente aerodinámico (CX) de 0,37.

Por el momento, desconocemos el precio con el que llegará a nuestro mercado. Aunque viendo lo que ofrece, nosotros lo pagaríamos gustosamente...

Información y fotos: Motor1.com Global