Si incluimos los últimos modelos desvelados, como el sedán ID.7, la familia de vehículos eléctricos ID de Volkswagen ya cuenta con seis integrantes, pero todo arrancó en el Salón del Automóvil de Frankfurt de septiembre de 2019, donde se presentó el Volkswagen ID.3.

Aun así, las entregas a clientes no arrancaron realmente hasta más o menos un año después, así que la inminente puesta al día del modelo de Volkswagen resulta bastante temprana, al menos para lo que suele ser habitual.

El gigante alemán está trabajando ya desde hace tiempo en una renovación de su primer eléctrico, que ya vimos en algunas recreaciones digitales a modo de teaser, y que ahora podemos ver en fotos espía, por primera vez.

Volkswagen ID.3 restyling, fotos espía

Los fotógrafos de Automedia han cazado un prototipo del modelo durante unas jornadas de pruebas invernales, sobre nieve, y a la vista de las imágenes, el pequeño eléctrico alemán estrena cambios más bien ligeros, como un paragolpes frontal rediseñado.

La estructura de plástico estilo panal de abeja se ha eliminado, quizá en un intento por dar al ID.3 un aspecto más convencional, en línea con la del resto de modelos de combustión de la gama, y hay nuevas 'air curtains' verticales. La parte inferior del paragolpes, por ejemplo, incorpora una entrada de aire bien camuflada, aunque en los teasers previos la entrada tenía una forma ligeramente diferente.

Si bien Volkswagen aseguró que esta renovación sería una segunda generación del modelo, parece más bien un restyling. De momento, eso sí, no hemos visto imágenes del interior, y es muy posible que los cambios más significativos los encontremos en el habitáculo. De momento, se ha anunciado una pantalla de 12,0 pulgadas para sustituir a la de 10,0.

Volkswagen ID.3 2023, teasers

Además, la consola central incorporará dos nuevos portabebidas y también se espera un compartimento de carga extraíble en el maletero. La marca aseguró recientemente que habría un importante salto de calidad en el interior y mejoras a nivel de software.

Este restyling debería estrenar también la versión más potente y deportiva de la gama, el ID.X. Para poder hacer frente a la demanda del ID.3, Volkswagen pretende fabricar también el modelo en la planta de Wolfsburgo, junto a la factoría original de Zwickau y la de Dresden.