Tras apenas 100 unidades vendidas y poco más de un año en el mercado, Audi decidió concluir la producción de Audi R8 e-tron eléctrico a finales del año 2016. Un coche muy exclusivo, que costaba un millón de euros, y que fue olvidado rápidamente.

Ahora, no obstante, Audi está trabajando en un sucesor eléctrico para su superdeportivo de motor central, y según la revista británica Autocar, debería estar listo para mediados de esta misma década, dentro de tres años. Por supuesto, ofrecerá unas prestaciones de primer nivel, por encima de las del R8 actual con motor V10 atmosférico.

Según la citada revista, fuentes de la marca de Ingolstadt afirman que el sucesor del Audi R8 tendrá una denominación diferente, aunque seguirá siendo fiel a la receta de coupé de dos puertas. Se dice que será el Audi más potente de la historia.

Audi R8 e-tron 2015

La producción del superdeportivo eléctrico está prevista en Böllinger Höfe, Alemania, donde se ensambla actualmente el R8 de gasolina, cuya vida comercial podría llegar a su fin al cierre de 2023, según los rumores. En todo caso, como despedida debería ser lanzada una edición especial más 'hardcore' y de propulsión trasera.

En principio, el futuro modelo eléctrico estará basado en una plataforma de origen Porsche, aunque no se sabe si será la llamada SSP (Scalable System Platform) que utilizará la próxima generación del Porsche Taycan y del e-tron GT, o si bien se tratará de la plataforma que se está desarrollando para los futuros 718 Cayman y Boxster eléctricos.

Porsche 718 GT4 ePerformance
Porsche 718 GT4 ePerformance

En cualquier caso, el remplazo del R8 debería ser más rápido que el e-tron GT, que no es precisamente lento, ya que gracias a sus 646 CV, acelera de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos. También debería superar al R8 V10, que declara 3,1 segundos.

El responsable de Audi Sport, Sebastian Grams, ha comentado a Autocar que, aunque el sucesor del R8 es una prioridad, el más pequeño y asequible TT deportivo, también eléctrico, sigue en los planes de la compañía.

Si bien el futuro R8 será eléctrico y perderá su espectacular motor V10, su 'primo' italiano, el Lamborghini Huracán, mantendrá un bloque de combustión, al menos por el momento, ya que su sucesor está previsto para 2024 con un sistema híbrido enchufable.