Prueba Audi R8 Coupé 2017 5.2 FSI V10 plus quattro S tronic

Aún recuerdo la primera vez que me subí en un Audi R8, en el año 2009. Una de mis primeras tomas de contacto tuvo lugar en el circuito de Barcelona-Cataluña, más conocido como Montmeló. En aquella ocasión, me puse al volante de una unidad con motor V10 y 525 CV. En pista, las sensaciones que percibí en este Audi fueron un poco contradictorias. 

Para ir rápido, tenía que frenar manteniendo la presión en el pedal hasta el vértice de la curva o, de lo contrario, aparecía un molesto subviraje que complicaba en exceso la maniobra de giro. Era un coche rápido, pero necesitaba unas manos expertas para sacarle todo el partido.

Audi R8 V10 plus 2017