Hace unas semanas, la planta de Audi en Heilbronn produjo el último R8 con motor térmico: un ejemplar amarillo Vegas con el paquete Performance Quattro Edition, detalles en fibra de carbono y llantas de 20 pulgadas.

Así terminaron los casi 20 años de historia del superdeportivo alemán, que podría revivir en una forma completamente nueva en los próximos años. Dejando a un lado los motores V8 y V10 que acompañaron al R8 durante su vida, Audi se prepara para convertirlo en 100% eléctrico.

Viene del futuro

A decir verdad, no sabemos si el superdeportivo a baterías de Ingolstadt se llamará realmente R8 o si se adoptará un nuevo nombre. Pero más rumores (no oficiales) nos dicen que, efectivamente, los ingenieros alemanes están trabajando en un heredero espiritual de este modelo, que estará entre los más extremos jamás producidos por la compañía.

Audi R8 e-tron (2026) renderizado por Motor1.es

Audi R8 e-tron (2026), render de Motor1.com

La reconstrucción gráfica de nuestro render imagina cómo podría ser este hipotético R8 e-tron. El nuevo Audi debería conservar en gran medida la silueta del modelo actual y podría construirse, al menos en parte, a mano.

La forma debería seguir siendo tensa y similar a la de un coche con motor central, con voladizos reducidos en la parte delantera y un diseño de 'cúpula' para mejorar la aerodinámica en la medida de lo posible (que podría hacer uso de algunos elementos activos que varíen su inclinación en función de la velocidad).

Esperamos el debut de una nueva tecnología de sistema de iluminación, la presencia de un habitáculo de auténtica ciencia ficción y unas prestaciones extremas.

La plataforma

Según Autocar, la próxima generación del R8 podría desarrollarse sobre una variante adaptada de la plataforma SSP. Esta arquitectura integrará componentes tanto de la MEB como de la PPE y se espera que entre en producción en 2027.

En conjunto, según ha declarado el director técnico de Audi, Oliver Hoffman, a la revista británica, esta plataforma sustentará el 80% de los modelos del Grupo Volkswagen en los próximos años.

La plataforma podrá soportar cadenas cinemáticas de hasta 1.700 CV, y la variante 'Sport' también dará lugar al Porsche K1, un gran SUV eléctrico de siete plazas.

Galería: Audi R8 e-tron (2026), el render de Motor1.com