Personalmente, una de las marcas desaparecidas que más echo en falta es Saab pues, como Volvo, suponía una interesante alternativa a los fabricantes premium alemanes. Además, su último modelo, el 9-5, derivado del Opel Insignia, me parecía un coche muy interesante desde el punto de vista del diseño.

Lamentablemente, no hay novedades sobre su posible resurrección, pero esta recreación de un SUV de la firma nórdica ha hecho volar nuestra imaginación y pensar en la vuelta al mercado de esta emblemática compañía.

Galería: Recreaciones del Saab del futuro

Saab: los chinos son la clave

Para que os situéis, Saab pertenece ahora mismo a la multinacional china Evergrande Group, dueña, entre otras, de las marcas NEVS y Hengchi. Eso significa que, en cualquier momento, los directivos de esta compañía podrían replantearse una nueva Saab 100% eléctrica.

Es más, Xiaomi se ha interesado recientemente en adquirir acciones de Evergrande. ¿Te imaginas que el gigante telefónico desarrollase sus propios coches basándose en la imagen de Saab o, directamente, que resucitara la marca sueca con tecnología de la propia Xiaomi?  

Nosotros estaríamos encantados de ver de vuelta a la firma europea. En ese hipotético caso, lo más cabal sería iniciar la gama con un SUV eléctrico, pues sigue siendo el formato de moda y la movilidad ecológica pasa por ser casi obligatoria en el presente y por supuesto en el futuro. 

¿Un SUV eléctrico de Saab?

El render adjunto está inspirado en el Saab 9-X Concept del año 2001 y lo cierto es que el coche digital tiene muy buena pinta, aunque lógicamente habría que amoldarlo a un modelo de serie, con ruedas y llantas de menor tamaño. 

Desde luego, hay mercado para un vehículo de este tipo y más aún si porta el nombre de Saab. Podría rivalizar, por ejemplo, contra el Audi e-tron, el BMW iX3 o el Mercedes-Benz EQC. También contra el Porsche Macan EV si ofrece altas prestaciones y una imagen muy deportiva.

En fin, no queremos lanzar las campanas al vuelo porque no hay noticias al respecto, pero ojalá los chinos hagan resurgir la marca sueca, tal y como ha hecho Geely con smart. Cruzaremos los dedos para que así sea...

Recreación: Ernst Hellby