Nos encanta el proyecto de Stellantis de insuflar vida a marcas como Maserati y Alfa Romeo, así como de 'resucitar' a otra histórica como Lancia. ¿Alguna otra firma que nos gustaría volver a ver en el mercado? Por ejemplo, Saab. 

Ahora mismo, la marca sueca pertenece a la multinacional china Evergrande Group que, por qué no, podría plantearse el regreso de la compañía sueca como un fabricante 100% eléctrico. Nosotros, desde luego, estaríamos encantados. 

Ahora bien, de momento no hay ningún proyecto en firme. ¿Y si un gigante automovilístico como la propia Stellantis comprara Saab? Supondría la confirmación de que la firma nórdica, tarde o temprano, volvería a tener una segunda vida. 

Galería: Saab 9-3

Un SUV eléctrico de Saab

En ese supuesto ideal, lo más cabal sería iniciar la gama con un SUV eléctrico, pues sigue siendo el formato de moda y la movilidad ecológica está cada vez más presente en los países europeos. 

De hecho, el vehículo digital que puedes ver al inicio de esta noticia está inspirado en el Saab 9-X Concept del año 2001 y luce una línea atractiva y moderna. Lógicamente, el modelo de serie tendría llantas de menor tamaño, pero la estética general se podría mantener sin cambios. 

Así las cosas, este todocamino de la nueva Saab tendría como rivales al futuro Audi Q6 e-tron, al BMW iX3 o el Mercedes-Benz EQE SUV, además del nuevo Alfa Romeo Stelvio, entre otros. ¡La verdad es que la propuesta suena de maravilla!

¿Y por qué no?

Siendo realistas, mucho tendrían que cambiar las cosas para ver la 'resurrección' de Saab, pero bueno, tampoco nos podíamos creer el regreso del Lancia Delta y será realidad en 2028, así que nunca hay que perder la esperanza. 

Si recuerdas, el último modelo de la firma sueca fue el 9-5, basado en el primer Opel Insignia. Se trataba de un vehículo muy interesante desde el punto de vista del diseño y con un carácter premium, aunque con menos calidad general que las berlinas alemanas. En fin, queremos que nos dejes tu opinión sobre Saab y su hipotética vuelta en nuestros perfiles de redes sociales. ¿Te parecería bien o no tendría futuro?