Continuando su gran ofensiva eléctrica, la marca de la estrella lanza en España su nuevo todocamino de cero emisiones, el Mercedes-Benz EQE SUV, que como sabrás es la variante SUV del EQE berlina, con el que comparte gama mecánica y equipamiento.

El nuevo Mercedes-Benz EQE SUV ya está disponible en los concesionarios españoles de la marca, con un precio de partida de 91.575 euros, y ya hemos tenido ocasión de probarlo por primera vez para contarte todas nuestras impresiones.

Galería: Mercedes-Benz EQE SUV, prueba

Un SUV grande y amplio

A medio camino entre el GLC y el GLE, en lo que a dimensiones se refiere, este nuevo Mercedes-Benz EQE SUV mide 4,86 metros de largo por 1,94 de ancho y 1,69 de alto, por lo que es algo más corto y alto que la berlina, pero ofrece en todo caso una capacidad de maletero sensiblemente mayor, con 520 litros frente a los 430 del sedán.

Además de por un diseño atractivo, protagonizado entre otras cosas por la parrilla delantera decorada con las estrellas de la marca (de serie en todas las versiones, a excepción de los AMG, que llevan una de lamas verticales inspirada en la parrilla Panamericana), el EQE SUV destaca por su tecnológico y amplio interior, que incluye una generosa dotación de equipamiento y ofrece un buen espacio a sus ocupantes.

Mercedes-Benz EQE SUV, prueba

Configuración de serie del EQE SUV, con doble pantalla

Mercedes-Benz EQE SUV, prueba
Mercedes-Benz EQE SUV, prueba

De serie, el EQE SUV cuenta con una configuración de doble pantalla, con una instrumentación digital de 12,3 pulgadas y un display central de 12,8, aunque el cliente puede optar por la llamada MBUX Hyperscreen, una solución que cuenta con tres pantallas bajo un mismo cristal (12,3 + 17,7 + 12,3) y que ya hemos visto en otros modelos de la casa, pero que cuesta algo más de 8.000 euros.

Las plazas delanteras resultan muy cómodas, como es lógico, pero también las posteriores, ya que el suelo del habitáculo es plano, hay un buen espacio tanto para la cabeza como para las piernas (para personas de talla media) y, además, para los pies debajo de los asientos delanteros, por lo que es fácil viajar con comodidad.

Mercedes-Benz EQE SUV, prueba
Mercedes-Benz EQE SUV, prueba
Mercedes-AMG EQE SUV

Mercedes-AMG EQE 53 con la configuración MBUX Hyperscreen

En general, los materiales y acabados son bastante agradables, en un ambiente de lujo, aunque desentona un poco el uso de plásticos en negro piano (brillante) o el material utilizado por ejemplo para las manetas exteriores de las puertas, enrasadas en la carrocería, que parecen ser de plástico.

Un repaso técnico

Este nuevo modelo eléctrico de la marca dispondrá en lanzamiento de tres versiones, denominadas 350+, 350 4MATIC y 500 4MATIC. La más básica cuenta con un único motor, de 292 CV y 565 Nm, mientras que las otras dos recurren a una configuración bimotor, también con 292 CV y 765 Nm en el caso del primero, y de 408 CV y 858 Nm en el caso del 500 4MATIC.

Mercedes-Benz EQE SUV, prueba

La batería del sistema, de 90,56 kWh (salvo en el 350 4MATIC, que es de 89 kWh), facilita una autonomía de hasta 565 kilómetros en ciclo combinado WLTP, aunque la marca asegura que en ámbito urbano puede llegar a los 666 kilómetros. En cualquier caso, todas las versiones llevan incorporado un cargador de 11 kW, si bien lo hay de 22 kW en opción. En el primer caso hablamos de unas 9,5 horas para carga completa, y algo más de 4,5 en el segundo. Con corriente continua, la potencia máxima admitida es de 170 kW (32 minutos).

Todas las versiones cuentan con una suspensión convencional de muelles, aunque la lista de opcionales cuenta con una suspensión neumática AIRMATIC. Las futuras versiones Mercedes-AMG, además, también incorporan de serie una versión específica de la suspensión neumática.

Y hablando de los AMG, el EQE 45 anuncia una potencia de 476 CV y un par máximo de 858 Nm, mientras que el EQE 53 llega hasta 628 CV y 950 Nm, o bien 687 CV y 1.000 Nm con el paquete AMG Dynamic Plus. 

Mercedes-AMG EQE SUV

Mercedes-AMG EQE 53 4MATIC

Al volante

En marcha, el nuevo EQE SUV es un coche realmente refinado, que goza de un buen nivel de insonorización y de una suspensión que prima la comodidad de marcha. Gracias al hecho de que el centro de gravedad es bajo, el coche muestra gran aplomo en vías rápidas, pero tampoco está especialmente incómodo en zonas de curvas.

La aceleración de la versión probada, un 350 4MATIC de tracción total, es muy buena y va acompañada de un sonido artificial que recuerda al de un motor térmico.

Sobre el papel, hablamos de 6,6 segundos en el 0-100 km/h, pero en la práctica gana velocidad con mucha inmediatez, despacha los adelantamientos en un santiamén y se incorpora a vías rápidas como un rayo. En general, no se echan en falta prestaciones, así que no queremos imaginarnos lo que deben correr los AMG...

Mercedes-Benz EQE SUV, prueba

Además, el tacto de los diferentes mandos es bueno y la dirección tiene buen peso, aunque como en muchos eléctricos, hace falta habituarse al tacto del pedal del freno, ya que hay que pisarlo con fuerza para detenernos, pero sobre todo a sus cambios de posición en función del nivel de recuperación de energía seleccionado, ya que el punto en el que se accionan los frenos no está siempre en la misma posición del pedal.

En este caso, las levas del volante no sirven para cambiar de marcha, sino para elegir el nivel de retención del coche y, por tanto, de regeneración de energía, existiendo cuatro opciones: sin recuperación, recuperación media, recuperación intensa (la conducción de pedal único es posible) y una última función inteligente, que de forma automática decide qué nivel de recuperación utilizar en cada momento. 

Mercedes-Benz EQE SUV, prueba

Durante nuestra breve prueba de contacto por las inmediaciones de Madrid, de alrededor de 115 kilómetros y a una velocidad media de 66 km/h, combinando vías urbanas, interurbanas y autovía, logramos un consumo medio de ordenador de 18,6 kWh cada 100 kilómetros, inferior al homologado, con el que teóricamente se podría alcanzar una autonomía de 478 kilómetros, lo cual es una cifra respetable.

Gama y precios

Por el momento, la marca alemana ofrece en España tres versiones diferentes del nuevo EQE SUV, a la espera de la llegada de las variantes Mercedes-AMG, tanto la 43 como la 53, que llegarán posiblemente después del verano. Los precios de la gama de lanzamiento son los siguientes:

  • EQE 350+: 91.575 euros
  • EQE 350 4MATIC: 94.375 euros
  • EQE 500 4MATIC: 95.825 euros
Mercedes-Benz EQE SUV, prueba

El fabricante ofrecerá solamente dos acabados para este EQE SUV. El básico o Electric Art, que incluye por ejemplo llantas de 20 pulgadas (o 21 según versión), tapicería en cuero Artico o iluminación ambiente, se completa con el llamado AMG Line, que suma una estética específica, llantas de 20 a 22 pulgadas, volante deportivo en cuero Napa, asientos también deportivos o molduras decorativas de madera de poro abierto, por ejemplo.

Mercedes-Benz EQE SUV 350 4MATIC 2023

Motor 2 motores eléctricos (delantero + trasero)
Potencia 292 CV
Par máximo 765 Nm
Batería 89 kWh
Autonomía eléctrica 565 km
Caja de cambios Directa, 1 velocidad
0-100 km/h 6,6 s
Velocidad máxima 210 km/h
Consumo 19,1 kWh/100 km
Tracción Total
Longitud 4,86 m
Anchura 1,94 m
Altura 1,69 m
Peso en vacío 2.580 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 520 l
Precio base 94.375 euros