La Voiture Noire es un coche único que Bugatti presentó en 2019 y que ya puede verse circular por calles y carreteras públicas. El propietario de este vehículo tan especial (no se fabricarán más unidades) quería permanecer en el anonimato, por lo que la marca francesa no reveló su identidad, aunque ahora lo tendrá difícil cada vez que se desplace con él.

Hace unos meses supimos que el hiperdeportivo galo estaba matriculado en Suiza. Ahora, en julio de 2022, han aparecido en Internet fotos del vehículo en las calles de Zúrich. Como contenido extra, Le Young Collector publicó un vídeo del deportivo en Instagram, que puedes ver a continuación

 

Casi no refleja la luz

La Voiture Noire es un homenaje al Bugatti Type 57 SC Atlantic. Su carrocería de fibra de carbono presenta un revestimiento denominado Black Carbon Glossy, que tiene la particularidad de no producir casi ningún reflejo. 

"Aunque La Voiture Noire es una pieza única, hemos trabajado durante dos años en un prototipo que nos ha permitido diseñarlo y probarlo en todos los ámbitos para poder certificarlo", explica Pierre Rommelfanger, responsable de los Proyectos de Construcción de Carrocerías en Bugatti.

 

El segundo coche nuevo más caro del mundo

Este coche se basa en el chasis del Chiron, aunque tiene una mayor distancia entre ejes. Al igual que los últimos coches de Bugatti, está propulsado por el motor W16 de 8,0 litros con cuatro turbocompresores, que desarrolla la friolera de 1.500 CV y 1.600 Nm de par motor.

Lógicamente, las prestaciones son uno de sus puntos fuertes, pues es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 420 km/h.

En el momento de la entrega, se convirtió en el coche nuevo más caro del mundo, al costar 11 millones de euros más impuestos. Pero hace poco, el modelo francés ha pasado al segundo lugar en esta clasificación, superado por el Rolls-Royce Boat Tail, aunque de este vehículo se fabricarán tres unidades. 

Galería: Bugatti La Voiture Noire definitivo

Hubo rumores de que el propietario del La Voiture Noire era Cristiano Ronaldo, pero resultó ser falso. También se dijo que el comprador era un príncipe saudí, aunque es algo infundado, pues no hay pruebas al respecto. De momento, el conductor de este 'cochazo' sigue siendo anónimo, pero no sabemos hasta cuándo.