Si eres aficionado de Aston Martin o has ido siguiendo la evolución de su gama, sabrás que la firma de Gaydon resucitó la denominación Vanquish hace ya tres años, en el salón del automóvil de Ginebra de 2019, para un interesante prototipo.

Aquel Aston Martin Vanquish Vision Concept era un superdeportivo de motor central dado a posicionarse por debajo del Valhalla y del Valkyrie, y el máximo responsable de la marca, Tobias Moers, confirmó hace unas semanas que este superdeportivo "de acceso" está en camino.

Lo malo es que su lanzamiento no está previsto hasta el año 2025, pero mientras esperamos, la revista británica Autocar se ha hecho eco de unos rumores que afirman que el 'baby Aston' podría prescindir del motor V6 inicialmente previsto, de desarrollo propio.

Aston Martin Vanquish Vision Concept en el Salón de Ginebra 2019

Según la publicación, Aston Martin recurriría al omnipresente bloque V8 biturbo de Mercedes-AMG, en concreto al sistema híbrido enchufable o PHEV que propulsa al salvaje Mercedes-AMG GT 63 S E Performance, con 843 CV de potencia y hasta 1.470 Nm de par motor máximo. 

Por tanto, el 4,0 litros V8 biturbo no estaría solo, sino junto a un motor eléctrico y una batería. Se dice que el propulsor térmico desarrollaría unos 639 CV (como en los modelos más potentes de Affalterbach) y el resto sería aportado por la parte eléctrica.

Aston Martin Vanquish Vision Concept 2019
Aston Martin Vanquish Vision Concept 2019

Tomar el camino híbrido enchufable significa que el futuro Vanquish pretende enfrentarse al Ferrari 296 GTB y el McLaren Artura. A pesar de la configuración, el modelo debería pesar menos de 1.500 kilogramos, gracias a un chasis monocasco de fibra de carbono.

También se cree que este superdeportivo se presentará en la segunda mitad del próximo año, a pesar de que llegará en 2025, y en un futuro contará con una variante de circuito, pensada para un campeonato monomarca. 

En todo caso, lo más curioso es que, finalmente, podría no llamarse Aston Martin Vanquish, tal y como ha comentado a Autocar el presidente de la compañía, Lawrence Stroll, asegurando que probablemente recibirá una nueva denominación comercial.