A pesar de que el Aston Martin DBX es actualmente el principal pilar de ventas del fabricante británico, los superdeportivos de altas prestaciones seguirán siendo la esencia de la compañía. De hecho, la marca ha confirmado el futuro lanzamiento de dos interesantes modelos.

Aprovechando la presentación del nuevo DBX707, el SUV de lujo más potente del mundo, el CEO de Aston Martin, Tobias Moers, ha confirmado a algunos periodistas que el Aston Martin Valhalla de producción está en camino, y debería aterrizar en el mercado en 2024.

Este nuevo hiperdeportivo, desvelado el pasado mes de julio y basado en el AM-RB 003 concept de marzo del año 2019, compartirá su motor de combustión con otro lanzamiento, el Aston Martin Vanquish, que está previsto un año después, en 2025.

Galería: Aston Martin Valhalla

Cabe recordar que el Vanquish fue desvelado como prototipo en marzo de 2019, con un diseño completamente revolucionario frente a su predecesor, ya que esta nueva generación contará con una configuración de motor central.

Tanto el Valhalla como el Vanquish equiparán un sistema híbrido pero, aunque inicialmente se habló de un V6 turboalimentado como base para el sistema, resulta que el motor definitivo es un 4,0 litros V8 biturbo de cigüeñal plano, que debería ofrecer un sonido muy característico.

Según Moers, este bloque de ocho cilindros será fabricado por la propia Aston Martin, aunque la marca no ha detallado si será una versión modificada del V8 de Mercedes-AMG, o bien un desarrollo completamente nuevo.

Galería: Aston Martin Vanquish Vision Concept en el Salón de Ginebra 2019

En todo caso, tanto el cigüeñal plano como el limitador de revoluciones, en 7.200 rpm, encajan perfectamente con el motor V8 del Mercedes-AMG GT Black Series, así que no nos sorprendería que se tratara de este bloque alemán.

En principio, el Valhalla gozará de un sistema híbrido con un total de 950 CV de potencia y 1.000 Nm de par motor máximo, que debería facilitar una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y una velocidad máxima de unos 350 km/h. El Vanquish, por su parte, tendrá cifras algo más modestas.