En octubre de 2020, un automovilista belga fue interceptado cerca de Lieja a una velocidad de 306 km/h. Lógicamente, se le debería haber impuesto una fuerte multa y suspenderle el permiso de conducir (en España también hubiera sido un delito penal), pero no pagará ni un euro y conservará su licencia, ¡porque conducía demasiado rápido para el radar!

El medio belga Sudinfo informa de que el radar NK7 no está homologado para castigar a más de 300 km/h. Por lo tanto, el conductor se libró de la sanción, ya que pasó por delante del radar a toda velocidad, pero el cinemómetro no pudo tomar una foto para que los policías pudieran identificarlo. 

En este caso, el conductor no se arriesga a ningún procedimiento judicial, ya que su identidad sigue siendo desconocida.

El radar está homologado hasta 300 km/h, por lo que la velocidad medida no es legalmente aceptable", explicó Michel Niezen, responsable de la empresa Sirien, proveedora de radares, al medio Sudinfo.

No sabemos qué coche llevaba este cafre, pero a 306 km/h es bastante obvio que se trataba de un superdeportivo con varios cientos de caballos. Es posible que la policía decida investigar más a fondo utilizando las diversas cámaras instaladas en las carreteras. Tal vez las imágenes captadas ese día le permita rastrear el misterioso coche y su conductor fantasma.

Sin embargo, esto es poco probable, ya que este suceso tuvo lugar el 18 de octubre de 2020, hace más de un año, por lo que las imágenes de las cámaras de seguridad pueden haber sido borradas...

Galería: Actualidad y seguridad vial

Sí, tuvo mucha suerte, pero bajo ningún concepto intentes replicar su 'hazaña', te arriesgas a perder mucho y a poner la vida de los demás en grave peligro.

Cabe recordar que, en España, el exceso de velocidad se paga con multas económicas que van desde los 100 hasta los 600 euros, e incluso se pueden perder seis puntos del permiso de conducir. Pero atento, porque los casos más graves suponen una pena de prisión de tres a seis meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.