La compañía Unplugged Performance acaba de anunciar que su Tesla Model S Plaid de carreras, ganador de la categoría de exhibición de la subida a Pikes Peak de este año 2021, ha logrado un nuevo récord para coches eléctricos en el famoso circuito californiano de Laguna Seca.

Con el piloto Randy Pobst al volante, conocido por muchos por sus apariciones en el canal de Motortrend, el sedán eléctrico modificado ha conseguido rodar en un tiempazo de 1 minuto y 28 segundos (1:28.213 para ser exactos), alzándose por encima de cualquier otro cero emisiones.

La vuelta en cuestión, que puedes ver en el vídeo adjunto, se llevó a cabo el pasado día 1 de agosto durante un evento denominado TeslaCorsa 16. El tiempo resultante es casi 1,7 segundos más rápido que el conseguido por la propia Tesla (1:29.9) durante sus pruebas internas, en el mes de mayo.

 

Con esta marca, el Model S Plaid de Unplugged Performance se coloca entre dos absolutas bestias, el McLaren Senna (1:27.62) y el Porsche 911 GT2 RS (1:28.3), que son los dos coches de producción más rápidos del trazado estadounidense. En ambos casos, los tiempos fueron marcados también por el mismo piloto, Pobst. 

Según la compañía, su Model S Plaid 'Dark Helmet' pesaba en el momento del récord 2.200 kilogramos, incluyendo al piloto Randy Pobst, y logró alcanzar una velocidad máxima en el circuito Weathertech Raceway Laguna Seca de 251 km/h.

Cabe recordar que la versión Plaid del Model S recurre a tres motores eléctricos, uno en el eje delantero y dos en el trasero, para una potencia combinada de alrededor de 760 kW, es decir, 1.300 CV.

Si bien el Tesla Model S Plaid es un eléctrico con prestaciones de verdadero superdeportivo y mantiene la practicidad de un coche coriente, como cinco asientos, habitabilidad, espacio de carga o una amplia autonomía, el modelo del récord dista algo del original.

Y es que la bestia de Unplugged Performance es, como hemos dicho, una versión de competición, con jaula antivuelco, asientos tipo baquet y demás modificaciones. En cualquier caso, el Plaid de serie ya es 74 kilogramos más ligero que la anterior variante tope de gama del catálogo del Model S.

Galería: Tesla Model S Plaid, fotos espía

Foto: CarPix