¿Combustión o energía eléctrica? Esa es la pregunta que se hacen muchas personas en la actualidad antes de comprar su próximo coche. Sin embargo, aquí no vamos a juzgar qué es mejor o peor para el día a día, ya que lo que queremos comprobar es el rendimiento de dos vehículos de Audi tan dispares como estos.

La gente de Carwow decidió enfrentar cara a cara a dos de los automóviles de producción más veloces de la firma de los cuatro aros en una carrera de aceleración. Un coche de combustión contra uno eléctrico. ¿Cuál será el más rápido? Antes, veamos sus números.

A un lado está el RS e-tron GT, con dos motores eléctricos y una potencia combinada de hasta 646 CV de potencia (con la función Boost), además de 830 Nm de par máximo. Este modelo, debido al peso de las baterías, marca 2.347 kilogramos en la báscula, mucho más que el modelo de gasolina.

El Audi R8 (en su versión Performance antes del restyling) cuenta con un motor V10 atmosférico de 5,2 litros que entrega 620 CV de potencia y 580 Nm de par máximo. Estas cifras son inferiores a las de su oponente eléctrico, pero el peso del R8 es significativamente menor, un total de 1.640 kilogramos. Es por ello que empieza a asomar la duda de quién ganará en la carrera del cuarto de milla.

Carrera de aceleración entre el Audi RS E-Tron GT y el R8

En el vídeo podemos ver tres carreras de 402 metros, y las tres fueron ganadas por el mismo coche, el Audi RS e-tron GT, aunque en la última de ellas, la distancia fue de tan solo 0,1 segundos. Esta victoria se debió, en gran parte, a la inmediatez de los motores eléctricos y su poderosa aceleración.

Antes de volver a guardar estas bestias en sus respectivos garajes, pusieron a prueba la potencia de frenado. Con una velocidad constante de 70 mph (112 km/h), ambos apretaron el freno al máximo y en este caso cambió el ganador, pues el R8 pudo parar por completo en menos metros, gracias también a un peso muy inferior.

Carrera de aceleración entre el Audi RS E-Tron GT y el R8

El Audi R8 está considerado como uno de los mejores coches de calle producido por los germanos en cuanto a rendimiento, sin embargo, el superdeportivo ha perdido contra la tecnología eléctrica en aceleración.

Audi ya confirmó su plan para tener una amplia gama de coches eléctricos en el futuro. La firma alemana expresó su intención de dejar de desarrollar vehículos térmicos en 2026 y terminar con las ventas de los mismos a partir de 2033, mostrando así lo que se aproxima en el horizonte.

Fuente: Carwow