Y es que el coche fue fabricado por Porsche.

En el momento de su lanzamiento, en el año 1994, el Audi RS2 Avant se convirtió en el coche familiar más rápido del mundo y, al mismo tiempo, en el primer modelo Audi en sobrepasar la barrera de los 250 km/h. Un coche muy especial que arrancó la tradición de familiares deportivos de la marca de los cuatro aros.

Curiosamente, el vehículo no fue fabricado por la propia Audi, sino por Porsche, en la factoría de Zuffenhausen, en Stuttgart. El desarrollo fue conjunto entre ambas compañías alemanas, y de hecho todavía hay quien lo denomina el Audi Porsche RS2.

Cabe apuntar que la división de ingeniería de Porsche lleva 90 años ofreciendo servicios de desarrollo a otras marcas, y existen otros ejemplos bien conocidos, como el Mercedes-Benz 500 E, también firmado por Porsche.

Galería: Audi RS2 Avant (1994)

A principios de la década de los 90, Audi quiso hacer frente al BMW M3 con un modelo equivalente, y así es como nació el famoso RS2 Avant, que ahora ha vuelto a su lugar de nacimiento, en Zuffenhausen, 25 años después de que fuera fabricado el último ejemplar.

Para la ocasión, el historiador de Audi, Ralf Friese, y el responsable del proyecto RS2 de Porsche en la época, Michael Hölscher, se han juntado en las instalaciones de Porsche en Zuffenhausen con un Audi RS2 Avant en color verde Tropic y un Porsche 911 de generación 964, en un tono Viola metalizado.

Audi RS2 Avant (1994)
Audi RS2 Avant (1994)
Audi RS2 Avant (1994)

El Audi RS2 Avant, presentado oficialmente en el salón de Frankfurt del año 1993 y lanzado poco después, en marzo de 1994, incorporó diversos elementos de los Porsche 911 de generaciones 964 y 993, como los intermitentes, las luces antiniebla, los retrovisores, los frenos con pinzas pintadas en rojo e inscripción Porsche, los paragolpes, los tiradores de las puertas, la instrumentación...

"Audi nos facilitó los paneles de carrocería pintados y los componentes que se podían heredar de otros modelos, y nosotros nos encargamos del resto," afirma Hölscher. "Alrededor de un 20% de los componentes del RS2 son Porsche".

Audi RS2 Avant (1994)
Audi RS2 Avant (1994)
Audi RS2 Avant (1994)

Se trata de un coche muy especial, ya que solo se produjeron 2.891 unidades, todas ellas con un motor de 2,2 litros, con cinco cilindros en línea y turboalimentado, que ofrecía una potencia de 315 CV, 410 Nm de par motor máximo y era conocido por la salvaje 'patada' del turbo. Anunciaba una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos, que para un familiar de la época era una absoluta burrada.

"El RS2 fue el primer Audi que no estaba limitado electrónicamente, y aunque el velocímetro marca 300 km/h, su velocidad punta es de 262 km/h", asegura Friese. En todo caso, no te pierdas el vídeo y la galería de imágenes, y disfruta de estos dos clásicos, reunidos de nuevo en su lugar de origen.