Una idea genial.

Hace unas semanas Opel desveló su última creación, un Opel Manta A modernizado y convertido en un coche eléctrico, que la marca denomina Opel Manta GSe ElektroMOD, y del que ahora se han anunciado ya sus especificaciones, aunque tristemente se trata de un modelo único o 'one-off'.

El coche, basado en la primera generación del Opel Manta, revive el espíritu de los coupés deportivos de los años 70, aunque con tecnología moderna y con un aspecto en línea con el nuevo lenguaje de diseño de la casa de Rüsselsheim, estrenado por el Opel Mokka.

Galería: Opel Manta GSe ElektroMOD 2021

En este caso, atrás queda el motor de gasolina de cuatro cilindros, a favor de un propulsor eléctrico montado en el eje trasero, que ofrece 147 CV de potencia (108 kW) y un par motor máximo de 255 Nm. Hablamos pues del Manta de primera generación más potente, al menos de entre los salidos de fábrica.

Como el original, este restomod de cero emisiones mantiene la configuración de propulsión trasera, e incluso se conserva la caja de cambios manual de cuatro velocidades. La batería, por cierto, es de iones de litio, tiene una capacidad de 31 kWh y facilita una autonomía de unos 200 kilómetros.

Opel Manta GSe ElektroMOD 2021
Opel Manta GSe ElektroMOD 2021
Opel Manta GSe ElektroMOD 2021

La carrocería del GSe ElektroMOD está terminada en un llamativo color amarillo 'neón', con capó de color negro, pero quizá lo más llamativo de todo sea el uso de nuevos faros LED. Su estética, en general, resulta desde luego bastante interesante, y la denominación Manta de la zaga luce la tipografía actual de la marca alemana.

También incorpora unos pasos de rueda rediseñados, más voluminosos, en parte para hacer hueco a las nuevas llantas de aleación, de 17 pulgadas de diámetro, que son bastante más generosas que las que equipaba el modelo original, y calzan neumáticos en dimensiones 195/40 R17 (delante) y 205/40 R17 (detrás).

Opel Manta GSe ElektroMOD 2021
Opel Manta GSe ElektroMOD 2021
Opel Manta GSe ElektroMOD 2021

El interior también incorpora cambios importantes, empezando por una instrumentación digital, formada por dos pantallas. La del conductor es de 12,0 pulgadas y la pantalla multimedia del salpicadero llega a las 10,0 pulgadas. Los asientos deportivos, por su parte, se han tomado prestados del Adam S y, por supuesto, no faltan detalles en amarillo por el habitáculo.

Para terminar, Opel ha sugerido que ya tienen en la recámara más restomod eléctricos, así que es posible que en un futuro veamos otros modelos clásicos convertidos en coches ecológicos. ¿Qué tal este tratamiento para el precioso Opel GT o para el Opel Calibra? Veremos...