Dirán adiós al V6 de desarrollo propio.

En marzo del año 2019, el fabricante británico Aston Martin desveló su futuro Valhalla, por entonces bajo el nombre de AM-RB 003 concept, y también presentó al mismo tiempo el Vanquish Vision concept, aunque todavía no hemos conocido las versiones de producción de ninguno de ellos. 

En una reciente entrevista con la revista americana Motor Trend, el antiguo CEO de Mercedes-AMG y ahora responsable de la marca inglesa, Tobias Moers, ha asegurado que ambos modelos cambiarán de motorización. Si bien inicialmente estaban planeados con un 3,0 litros V6 biturbo de desarrollo propio, recurrirán al conocido bloque 4,0 litros V8 biturbo de la casa alemana.

Galería: Aston Martin Valkyrie y Valhalla en circuito

Un propulsor que sin duda Moers conoce bien, y que la marca de Gaydon ya utiliza actualmente en otros modelos, como el DB11, el Vantage y el SUV de la casa, el Aston Martin DBX.

Y... ¿por qué el cambio? Moers ha admitido que habría sido muy complicado que el V6 de desarrollo interno cumpliera la futura normativa de emisiones Euro 7, que entrará en vigor en 2025, y el proceso habría requerido una enorme inversión, que ahora se podrá utilizar de manera más provechosa, como puede ser en electrificación. 

Como ya sabíamos, el Valhalla es el hermano pequeño del salvaje Valkyrie, y utilizará parte de la tecnología de este, si bien será un producto "mucho más asequible". Su producción, eso sí, estará también limitada, y se dice que será exclusivamente de propulsión trasera.

Aston Martin Valkyrie And Valhalla On Track
Aston Martin Valkyrie And Valhalla On Track

En lo que respecta al Vanquish, Moers ha afirmado que se convertirá en un competidor del McLaren Artura, en forma de deportivo de motor central. Los rumores también aseguran que la marca estaría trabajando en una variante de tracción total, con un motor eléctrico en el tren delantero.

Por último, el mandamás de la marca también ha confirmado que las entregas del Valkyrie arrancarán en la segunda mitad de este mismo año 2021, y que el DBX ofrecerá también una variante mild-hybrid, basada en un motor de seis cilindros en línea. 

El próximo año, el SUV debería contar también con una variante de altas prestaciones, que le permitirá enfrentarse a bestias como el Lamborghini Urus, ya que podría tener alrededor de 660 CV, aunque no sabemos si recurrirá a un bloque V12 o a una configuración híbrida.