Esta unidad motriz debería rondar los 1.000 CV.

A falta de un hiperdeportivo, dos. Aston Martin no solo podrá presumir del Valkyrie, cuya fase de pruebas en carreteras abiertas ya ha comenzado, sino también del Valhalla, dos bestias electrificadas que alcanzarán una potencia de cuatro dígitos.

En el caso del primer modelo, esta cifra está más que garantizada (se habla de unos 1.200 CV), mientras que el segundo rondará los 1.000. A la espera de poder confirmarlo, la firma británica ha dado a conocer que el sistema híbrido enchufable del Valhalla tendrá, como base de combustión, un motor V6 turboalimentado, de 3,0 litros de cilindrada.

Galería: Aston Martin Valhalla: motor V6

Creado de forma interna, este propulsor cuenta con el nombre en clave TM01, en honor a Tadek Marek, el ilustre ingeniero de Aston Martin de los años 50 y 60, y ya se ha sometido a una serie de test exhaustivos en el banco de pruebas.  

De momento, no hay cifras de potencia oficiales. Lo que sí está garantizado es que el tren motriz PHEV disfrutará de varios niveles de potencia, ya que no solo se aplicará en el Valhalla, que aterrizará en 2022, sino también en otros deportivos de la casa.  

A la hora de desarrollar el módulo enchufable, se ha tenido en cuenta la experiencia adquirida con el Valkyrie. De este modo, no se ha dudado con la configuración en 'V caliente' del motor de combustión, es decir, con el turbocompresor ubicado en el interior de la V, una solución perfecta para optimizar el espacio disponible y la respuesta del conjunto.

Además, esta mecánica V6 pesa menos de 200 kilos, se colocará detrás del habitáculo y disfrutará de un sistema de cárter seco, para garantizar el centro de gravedad más bajo posible. Asimismo, contará con una tecnología de lubricación especial y cumplirá la futura normativa Euro 7.

Aston Martin Valhalla: motor V6

Joerg Ross, ingeniero jefe de Motores de Aston Martin, explicó: "Desde el principio, hemos tenido la libertad de explorar e innovar de una forma que no habíamos podido hacer en mucho tiempo. Este proyecto ha sido un gran desafío desde el principio". 

Por su parte, Andy Palmer, presidente de la marca británica, aseguró sobre el motor "que los primeros signos de esta unidad de potencia son increíblemente prometedores. Desde luego, a pesar de ser una tarea difícil, nuestro equipo ha estado a la altura del desafío".