Como todo buen deportivo, el BMW M2 es un auténtico objeto de deseo para muchos preparadores. A pesar de las optimizaciones del chasis y de los neumáticos específicos, el interés crece todavía más si hablamos del glorioso M2 CS, que fue la edición especial limitada del modelo, estrenada el año pasado.

Combinar aspectos como una distancia entre ejes relativamente corta, 450 CV de potencia y 550 Nm de par motor disponibles en el eje trasero, supone todo un reto. Sin embargo, parece que se necesita más potencia. Y cuando de eso se trata, nadie mejor que el preparador G-Power, afincado en la ciudad bávara de Aresing, para hacerlo. Que por cierto, ahora ofrece cuatro niveles de rendimiento diferentes a los clientes de este BMW.

Galería: BMW G2M CS Bi-TURBO by G-Power

Si lo que quieres es devorar los neumáticos traseros en un par de tandas, entonces probablemente lo recomendable sea la conversión más grande, que empuja el motor de seis cilindros en línea S55B30, con 3,0 litros de cilindrada y dos turbos, hasta unos aterradores 660 CV (485 kW) y 800 Nm de par motor.

Los responsables de semejante inyección son el nuevo software GP-660 de G-Power y varios ajustes de hardware, que incluyen tubos especiales con menor contrapresión de escape, inyectores GP-660, un cigüeñal específico, un nuevo sistema de escape y una actualización de los turbos.

Este último aspecto, según dice el preparador, logra una eficiencia significativamente mayor, gracias a unas ruedas de compresor y turbinas más grandes, así como a unas carcasas más grandes (mecanizadas por CNC) y a un álabe de turbina optimizado.

BMW G2M CS Bi-TURBO by G-Power

Si no te fías de tu pie derecho y los 660 CV disponibles, entonces puedes optar por cualquiera de las otras tres preparaciones. Dependiendo de tu nivel de valentía y de tu cuenta bancaria, G-Power ofrece ajustes de 570 CV y 720 Nm, 540 CV y 680 Nm, o 500 CV y 650 Nm.

Incluso la preparación más 'sencilla' incluye siempre el sistema de escape de acero inoxidable de la casa, con cuatro tubos de 90 milímetros revestidos de carbono, además de una optimización del software electrónico.

BMW G2M CS Bi-TURBO by G-Power

Además de las mejoras de rendimiento, el preparador germano también ofrece la eliminación del límite de velocidad máxima del M2 CS, una optimización del software de la transmisión, un paquete de intercooler aire/agua, así como tubos de presión de carga y filtros de aire deportivos de la casa.

BMW G2M CS Bi-TURBO by G-Power

Además, están disponibles bajo pedido unas llantas forjadas de 9x20 pulgadas para el eje delantero y de 10,5x20 pulgadas para el eje trasero, que incluyen neumáticos en 245/30 R20 y 265/30 R20.

Con ellas, se pretende reducir las famosas masas no suspendidas gracias al ahorro de peso en comparación con las llantas de serie. Como diría un buen purista, el buen deportivo debe correr, frenar y apoyarse con determinación. Solo así se consigue un coche campeón.