El pasado mes de abril, hace casi un año, a pesar de que estábamos en lo peor de la pandemia, en China se presentó el Hongqi H9, una limusina a la que podemos calificar como el mejor coche producido en el país asiático. Por supuesto, dimos cuenta de él y, de hecho, generó bastante interés y curiosidad entre vosotros.  

Eso sí, que sea lujoso no significa que renuncie a 'replicar' (por no decir plagiar) lo mejor de otras marcas europeas. De hecho, luce un curioso diseño, mezcla de Mercedes-Maybach, Cadillac y hasta de Rolls-Royce. ¿Qué hay de nuevo con este vehículo? Un vídeo de Wheelsboy, que analiza el coche en primera persona.  

Galería: Hongqi H9 2020, la limusina china

Antes de que eches un vistazo a la grabación, vamos a recordar algunos datos clave del modelo. Por ejemplo, que mide 5,2 metros de longitud y 3,0 de distancia entre ejes. En la carrocería, sobresalen las tiras LED tanto en el frontal como en la zaga, los faros matriciales, las manillas enrasadas y las llantas de aleación de 20 pulgadas.  

Por su parte, el interior está conformado por materiales de gran calidad y van insertadas dos grandes pantallas y mandos hápticos. Además, los asientos traseros son reclinables y cuentan con función masaje. 

Hongqi H9 2020, limusina china

En materia mecánica, no esperes motores de grandes cilindradas, como en los representantes europeos, porque no los hay. A cambio, el Hongqi H9 ofrece mecánicas con cuatro y seis cilindros de origen Audi: un 2,0 litros de 252 CV y un 3.0 V6 de 272. 

Por lo demás, conviene destacar que monta una avanzada suspensión neumática y viene equipado con tecnologías de conducción semiautónoma, como mandan los cánones actuales. 

La estética y el desarrollo del H9 comenzaron en 2017, aunque es cierto que Hongqi contrató en 2018 a Giles Taylor, el anterior jefe de Diseño de Rolls-Royce, de ahí su parecido a los modelos del fabricante británico.

Si te estás preguntando por el precio de la limusina china, oscila entre 350.000 y 500.000 yuanes, que son entre 45.500 y 65.000 euros. Es decir, mucho menos que los modelos de representación de Audi, BMW y Mercedes-Benz. La verdad es que a nosotros nos gustaría probarla...