Apostamos a que el Ateca seguirá siendo el espejo en el que mirarse...

Hace relativamente poco, te contábamos todo lo que sabíamos sobre el nuevo SEAT Arona 2021, el restyling del popular SUV de SEAT, al que esperamos con impaciencia de cara al año próximo. A fin de cuentas, hablamos de un todocamino urbano, lo que hoy en día es sinónimo de éxito de ventas.

Pues bien, esta vez hemos ido un paso más allá, y le hemos pedido a nuestro equipo de diseño digital que nos ayude a imaginar cómo serán los trazos del renovado SEAT Arona 2021.

El resultado es esta recreación, basada en fotos espía del vehículo, pero también, en la línea de diseño de los últimos lanzamientos de la marca. Es cierto, hablamos de vehículos nuevos como el Tarraco o la cuarta entrega del León, pero también, del facelift que ha recibido el propio Ateca.

Galería: Render SEAT Arona 2021

Presentado en el verano de 2017, si seguimos la lógica actual de la mayoría de los fabricantes, lo razonable sería que en 2021 se llevara a cabo este restyling, que le permita afrontar con garantías la segunda parte de su vida comercial. Una situación parecida, por cierto, a la que vive el Ibiza.

En este sentido, el Ateca se convierte en la inspiración de este render, con la nueva parrilla hexagonal, seña de identidad del lenguaje de diseño de SEAT, y los renovados paragolpes y grupos ópticos exteriores.

De hecho, al tratarse de una puesta al día y no un nuevo modelo, no esperamos cambios mucho más grandes, en términos de diseño exterior, más allá de los nuevos colores y juegos de llantas de aleación. ¿Tendrá algún nuevo acabado que potencie su imagen aventurera? No lo descartamos...

En el aspecto mecánico, actualmente, el SEAT Arona está disponible con motores de gasolina, turbodiésel y de gas natural comprimido (GNC), con potencias que oscilan entre los 90 y los 150 CV de potencia. Y lo lógico es pensar que todo se mantendrá más o menos parecido, con las clásicas mejoras en eficiencia que siempre traen consigo estas actualizaciones.

Esto descarta la llegada de versiones electrificadas o de tracción total, algo que no verás en el Volkswagen T-Cross ni en ningún otro modelo que se sustente sobre la plataforma MQB A0, como el Audi A1 Sportback, el Volkswagen Polo o el propio SEAT Ibiza.