Se trata de una variante "más rápida, agresiva y segura" que el modelo de calle.

El pasado mes de junio, Donkervoort presentó un deportivo muy especial, el D8 GTO-JD70, creado para conmemorar el 70 cumpleaños del fundador de la compañía, e incluso vimos una versión fabricada con fibra de carbono, pero ahora la firma holandesa presenta una variante exclusivamente de circuito del mismo coche, que añade el apellido R.

Si bien aquel modelo estaba limitado a 70 ejemplares, ahora la marca presenta el nuevo Donkervoort D8 GTO-JD70 R, que no es apto para circular por carretera, de manera que se trata de un roadster de uso exclusivo en trazados de velocidad cerrados.

Galería: Donkervoort D8 GTO-JD70 R

Según la marca, se trata de una versión "más rápida, agresiva y segura" que el equivalente de calle, aunque no sabemos si su producción estará o no limitada y, en caso afirmativo, cuántas unidades se fabricarán de este salvaje R.

El corazón del D8 GTO-JD70 R sigue siendo el famoso motor de cinco cilindros de Audi, es decir, el 2.5 TFSI que equipan modelos como el Audi TT RS o el Audi RS Q3, y que en este caso ofrece una potencia de 421 CV y un par motor máximo de 560 Nm. 

Donkervoort D8 GTO-JD70 R

Aquí, el bloque de cinco cilindros no va asociado al cambio S tronic de doble embrague ni a la tracción quattro de la casa alemana, sino a una transmisión secuencial de seis velocidades, que envía toda la fuerza del motor turbo al eje trasero.

Lo mejor de todo es que este R de Donkervoort es un peso pluma auténtico, ya que el conjunto apenas declara 725 kilogramos. Esto supone tener una relación entre peso y potencia de 1,72 kilogramos por CV, o bien 581 CV/tonelada.

Donkervoort D8 GTO-JD70 R

El resultado de todas estas cifras es una brutal aceleración, con un 0 a 100 km/h en 2,7 segundos, un 0 a 200 km/h en 7,7 segundos y una velocidad máxima limitada a 280 km/h. Además, el modelo promete una aceleración lateral máxima de hasta 2,25G.

Esta bestia de circuito, o D8 GTO-JD70 R, no es precisamente barata, ya que tiene un precio de partida de 198.000 euros en Holanda, incluyendo un 21% de impuestos indirectos, si bien la firma ofrece también algunas fórmulas de financiación.