Pocas veces has visto una transformación como esta.

Siempre resulta fascinante comprobar las habilidades artesanales a la hora de transformar un vehículo, que los aficionados demuestran a través de sus vídeos. En muchos casos, se trata de una mezcla entre arte y ciencia, como demuestra la grabación que acompaña a esta noticia. Wesley Kagan es el autor de esta preparación salvaje, para conseguir un monoplaza de F1, de los años 60, tomando como base un Porsche Boxster.

En el vídeo, Kagan habla de su pasión por los coches de F1 de finales de los 60, como el Lotus 49. Gracias al videojuego Forza Motorsport, se decidió por un diseño que generalmente encaja con el de un coche de carreras antiguo con las ruedas sin carenar.

Galería: Prueba Porsche 718 Boxster GTS 2019

El proyecto comenzó con la adquisición de un Porche Boxster de segunda mano, el modelo de carreras más barato que pudo encontrar en Estados Unidos. Adquirió uno por 2.500 dólares, con el motor en funcionamiento, la transmisión, los frenos y el soporte de dirección en buen estado. Le sumó otros pequeños componentes que necesitaba y una suspensión de tipo pushrod.

Después de seis meses de trabajo, se acercaba el momento de las primeras pruebas en carretera, aunque todavía quedaban muchos flecos por resolver. Pero sus ansias por conducirlo lo antes posible, le obligaron a efectuar los últimos retoques en la misma pista.

El principal era solventar un problema de funcionamiento con el cigüeñal que surgió durante un ensayo previo y arreglar el radiador. En el vídeo, podemos ver cómo el coche de Kagan termina dando vueltas por la pista antes de pasar por la recta principal exprimiendo la mecánica.

Lamentablemente, en la grabación no se pueden observar muchas imágenes completando vueltas al circuito, pero esperamos que eso solo sea un contratiempo temporal, porque estamos deseando que Kagan complete su proyecto lo antes posible y nos vuelva a mostrar su vehículo rodando en una pista de nuevo.

Porsche 718 Boxster T

Sabemos que han pasado ocho meses desde que Kagan empezó esta transformación, y aún queda trabajo para concluir el proyecto. El dueño del vehículo termina diciendo que tiene muchas ideas para mejorar el vehículo, aunque necesita tiempo para materializar este peculiar monoplaza inspirado en los F1 de los años 60.

Se trata de un objetivo ambicioso, aunque a la vista de las imágenes, todo está saliendo bastante bien. Queda claro que ha llamado nuestra atención y estamos deseosos de comprobar cuál es el resultado definitivo y descubrir alguna sorpresa más que nos tenga preparada el Sr. Kagan.

Fuente: Wesley Kagan / YouTube