Se trata de un diseño oficial de Porsche, pero no es lo que muchos pensaban.

Hace unas semanas aparecieron en Internet algunas imágenes de un hipotético hiperdeportivo de Porsche, que procedían de la oficina de marcas y patentes de Alemania. Rápidamente, muchos pensaron que se trataba de un posible sucesor para el Porsche 918 Spyder, el modelo híbrido de 2013 que formó parte de la llamada 'Santísima Trinidad', junto al Ferrari LaFerari y el McLaren P1.

Desafortunadamente, no se trata de un diseño de dicho sucesor híbrido del 918, sino de un coche que ya habíamos visto, el Porsche 917 Living Legend, presentado por Porsche para celebrar el 50 aniversario del mítico Porsche 917 de competición, ganador de Le Mans en 1970.

Galería: Porsche 917 Living Legend, imágenes de la patente

Por entonces lo vimos con la decoración en rojo y blanco del equipo Salzburg, en homenaje a dicha victoria en la carrera de resistencia más prestigiosa del mundo, pero en este caso el diseño está completamente 'al desnudo'.

Según ha confirmado un representante de Porsche a la revista americana Car and Driver, "no hay conexión alguna con un potencial superdeportivo futuro". De hecho, al parecer, el diseño se ha registrado como un juguete, quizá de cara a la fabricación de un modelo a escala.

Galería: Porsche 917 Living Legend concept

A la vista está que hay pequeñas diferencias entre el coche de las imágenes de la patente y el prototipo presentado el año pasado, como por ejemplo los faros y las llantas, que no son los mismos. En cualquier caso, son bastante similares.

Así pues, de momento todo lo que sabemos del futuro sucesor del 918 Spyder es que debería hacerse realidad a mediados de esta misma década y es muy probable que mantenga algún tipo de sistema de propulsión electrificado, como el modelo del año 2013, o bien sea totalmente eléctrico.

Porsche 917 Living Legend, imágenes de la patente
Porsche 917 Living Legend, imágenes de la patente
Porsche 917 Living Legend, imágenes de la patente

También sabemos que Porsche pretende rebajar con su futuro modelo la barrera de los 6 minutos y 30 segundos en el famoso circuito de Nürburgring Nordschleife, donde el 918 Spyder logró un tiempo de 6 minutos y 57 segundos, convirtiéndose por entonces (en 2013) en el coche de producción más rápido del 'Infierno Verde'.

Por último, en materia de diseño, todavía es un misterio qué rumbo decidirá tomar el fabricante de Stuttgart, ya que el responsable de diseño de la casa, Michael Mauer, aseguró el año pasado a Autocar que todavía no se había decidido si iban a recurrir a un aspecto retro o si bien optarían por una estética más moderna y futurista.