¡Qué gran híbrido enchufable fabricó la marca alemana!

Cuando llueve, debe conducirse de forma suave y a velocidades moderadas, ya que incluso una llovizna ligera implica un menor agarre de los neumáticos. Sin embargo, el Porsche 918 Spyder demuestra que también se puede poner al límite un superdeportivo con agua... siempre que sea en una pista cerrada al tráfico y con amplísimas escapatorias. 

En una prueba de neumáticos, llevada a cabo en las instalaciones Johnny Bohmer Proving Grounds, en Florida, el flamante híbrido enchufable alemán alcanzó los 333 km/h. Oficialmente, el coche firma una velocidad máxima de 345, pero en el vídeo podemos observar que llega al límite de sus prestaciones. 

¿Esa diferencia de 12 km/h se debió a la pista mojada? ¿Tal vez, al estado de la batería de 6,8 kWh? Sea cual sea la respuesta, nos parece un espectáculo ver cómo se desenvuelve el 918 Spyder en la pista estadounidense de 4,3 kilómetros. 

Llegados a este punto, hagamos un ejercicio de memoria y recordemos el sistema de propulsión del coche. En esencia, consta de un motor de gasolina V8, de aspiración atmosférica y 4,6 litros, que entrega 608 CV. Junto a él, trabajan dos mecánicas eléctricas, que suman 285 CV. En total, la potencia combinada alcanza los 887 CV, con los que el coche acelera de 0 a 100 en 2,6 segundos. 

Volviendo a la grabación, hay que elogiar al piloto, pues no tiene que resultar nada fácil tener bajo control a un coche con semejante fuerza, en asfalto mojado. 

Porsche 918 Spyder

Ahora que se habla tanto de híbridos enchufables, este vídeo nos ha servido para recordar que Porsche lanzó, hace cinco años, un superdeportivo PHEV con un empuje brutal. Por cierto, la unidad protagonista incorporaba el paquete Weissach, que emplea más materiales ligeros para reducir el peso del conjunto. No te entretenemos más; dale al play y disfruta al máximo

FuenteJohnny Bohmer Proving Grounds, vía Road & Track

Galería: Porsche 918 Spyder