El máximo responsable del gigante alemán ha confirmado la cooperación con la firma del óvalo.

Durante la rueda de prensa de presentación de resultados del Grupo Volkswagen, el propio presidente del consejo de administración de la compañía, Herbert Diess, ha confirmado que la próxima generación del pick-up de Volkswagen, el Amarok, será desarrollado en colaboración con el fabricante estadounidense Ford. Además, la firma ha mostrado el primer boceto del modelo, a modo de adelanto o 'teaser'.

Según Diess, la nueva generación del Volkswagen Amarok debería ser uno de los primeros productos fruto de la colaboración en el desarrollo de vehículos comerciales con Ford. Esta cooperación se anunció a principios del año pasado, y fue finalmente confirmada de manera oficial a mediados de 2019.

Galería: Prueba Ford Ranger Raptor 2020

El actual pick-up alemán lleva en el mercado desde el año 2010, aunque fue actualizado en 2016 con un ligero restyling. Desde entonces, no obstante, se ofrece únicamente con motores turbodiésel V6, con cambio automático (y manual, en alguna versión concreta) y tracción total 4Motion.

De momento, el Volkswagen Amarok no se puede configurar en la página web del fabricante en España, así que quizá esta nueva generación esté más cerca de lo esperado.

En cualquier caso, si nos atenemos a lo anunciado por ambos fabricantes cuando desvelaron su cooperación para el desarrollo de este tipo de vehículos comerciales, tanto el Amarok como el nuevo Ranger no llegarán al mercado hasta el próximo año 2022.

Prueba Ford Ranger Raptor 2020

Este Amarok II, de segunda generación, compartiría plataforma y componentes con el Ford Ranger. Y esto, lógicamente, es una ventaja, ya que Ford tiene muchos años de experiencia en el mundo de los pick-up, y en su catálogo de producto se encuadra la familia de 'camionetas' más exitosa de Estados Unidos, la F-Series.

El boceto que ilustra esta noticia, que por aspecto parece más cercano a un prototipo que a un modelo de producción, deja ver un diseño agresivo, aunque lo lógico sería que el modelo definitivo no sea tan llamativo, sino mucho más convencional.

En todo caso, llama la atención una carrocería que en este caso es de dos puertas (y no de doble cabina), con un imponente frontal, cargado de detalles cromados, grandes llantas con neumáticos todoterreno o una carrocería que, en general, muestra mucho músculo.