Además de en Japón, los componentes se venderán también en Europa y Norteamérica.

Sin duda, uno de los modelos más esperados que aterrizó el pasado año 2019 en el mercado, al menos entre los deportivos, fue el nuevo Toyota GR Supra, que como bien sabrás, comparte entrañas con el BMW Z4. Pero el fabricante japonés no quiere dejar de lado al resto de sus clientes, por lo que ha decidido echar la vista al pasado para cuidar también a los propietarios de otros productos de la familia Supra.

Toyota acaba de anunciar un nuevo programa, llamado 'GR Heritage Parts Project', que, básicamente, consiste en la fabricación de componentes y recambios para modelos antiguos, y más concretamente, para el Toyota Supra A70, fabricado entre 1986 y 1993, y para el Toyota Supra A80, en producción desde 1993 hasta el año 2002.

Galería: Recambios para Toyota Supra A70 y A80

El gigante japonés ha asegurado que no va a fabricar todos y cada uno de los repuestos para estas dos generaciones del Supra, pero sí algunos de importancia, como el árbol de transmisión del A70, los tiradores de las puertas, el emblema frontal, el reloj del nivel de combustible o algunas gomas de sellado. Por su parte, del A80 se harán, por ejemplo, los faros, también los tiradores de las puertas o algunos componentes del sistema de frenos, entre otras cosas.

Aunque la oferta parece escasa, en realidad, Toyota acepta sugerencias, de manera que si se acumulan suficientes peticiones por parte de los clientes, nuevos componentes podrían sumarse al catálogo de recambios que producirá la marca. De momento, eso sí, no se han anunciado precios.

La producción, que debería arrancar este mismo año, está todavía a falta de que la marca asigne números de serie a los diferentes componentes 'nuevos', que se venderán como recambios oficiales de Toyota, tanto en el mercado doméstico japonés como en Europa y Norteamérica, lo que significa que se podrán pedir a través de cualquier concesionario Toyota.

En cualquier caso, esta iniciativa no es precisamente nueva, ya que son muchos los fabricantes que durante los últimos años han anunciado la vuelta de producción de componentes para sus vehículos clásicos e históricos.