¿Pagarías ese dinero por un coche como este?

El Toyota Supra no es un modelo ajeno a las subastas. Sobre todo, teniendo en cuenta que, hasta que empiece a comercializarse en España la nueva generación (en octubre), se trata de un modelo que ha estado fuera del mercado durante 17 años.

Anteriormente, habíamos visto otras unidades del modelo japonés venderse por cantidades muy superiores; por ejemplo, un ejemplar de la primera generación, conocida como A90, que alcanzó un coste de 2,1 millones de dólares (1.853.322 euros, al cambio de divisa).

Eso sí, debemos aclarar que fue en el marco de una causa benéfica, donde se suelen pagar sumas mayores al precio real de mercado.

Galería: Toyota Supra de 1997 subastado por Barrett-Jackson

Pero este deportivo también ha tenido un reconocimiento especial entre los amantes de los coches, como es el caso de la generación A80 Mk4, que empezó a ganar adeptos entre los coleccionistas, adquiriendo gran popularidad tras su aparición en las películas de la saga 'Fast & Furious' (traducidas como 'A Todo Gas' en nuestro país).

De la unidad a la que damos protagonismo en este artículo, hay que decir que se produjo en 1997, año en el que todos los Supra que salieron de las cadenas de montaje de Toyota, lo hicieron bajo el manto de la edición limitada '15º Aniversario'.

Además, el coche en cuestión fue uno de los exclusivos 376 que se vendieron con carrocería de tipo Targa y con esta combinación de colores: exterior e interior acabados en negro.

En el odómetro, en el momento de la subasta, se podían leer los 112.478 kilómetros de uso que tenía. Y aunque no son especialmente pocos, la verdad es que, aparentemente, el coche parece estar muy bien conservado.

El precio de venta a través de la casa de subastas Barrett-Jackson fue finalmente de 155.298 euros, un importe elevado para un automóvil muy especial, que para algunos puede ser un robo y, para otros, una oportunidad casi única.

Y tú, ¿crees que vale tanto?

Fuente: Barrett-Jackson