Pero hasta que ese momento llegue, el familiar seguirá disfrutando del motor V6 biturbo.

Desde la edición de Motor1.com en Estados Unidos, nos ponen tras la pista de una noticia más que interesante. Hasta ahora, la gama de producto de Audi Sport había evolucionado a grandes pasos, incluyendo todocaminos y motores de ciclo diésel.

Sin embargo, ahora, se anuncia que la hibridación será la siguiente etapa en el futuro de la división, en una medida que los más puristas, tal vez, no terminen de entender. Y será el próximo Audi RS 4 el que inicie ese nuevo camino, en forma de esquema de propulsión híbrido enchufable. 

Galería: Prueba Audi RS 4 Avant 2018

De hecho, ha sido el director general de Audi Sport, Oliver Hoffmann, quien ha hecho el anuncio, a través de una entrevista en Autocar, comentando que la medida ayudará a mejorar las prestaciones, reduciendo las emisiones contaminantes al mismo tiempo.

Eso sí, no esperes ver el nuevo modelo electrificado a corto plazo, ya que Audi ni siquiera ha mostrado al mundo el restyling de su deportivo familiar. De hecho, lo lógico sería pensar que fuera una realidad de cara al año 2023.

Hasta entonces, todo seguirá tal y como está, ya que la puesta al día que veremos el año próximo, el Audi RS 4 2020 (el modelo que ves recreado en la apertura), se mantendrá fiel al motor 2.9 V6, biturbo, de 450 CV.

Dicho esto, no será el primer paso, en lo que a electrificación se refiere en la gama, ya que los nuevos Audi RS 6 Avant y RS 7 Sportback 2020 ya recurren a una red eléctrica adicional, de 48 V.

¿Comentó Hoffmann algo más interesante en la entrevista? Pues sí, ya que confirmó que la tercera generación del R8 también apostará por la electricidad, aunque sin confirmar en qué modo, al tiempo que no descartó la llegada de un futurible RS 1 Sportback, lo que sería una autentica sorpresa.

Fuente: Autocar, vía Motor1.com Global