Los dos ejes motrices ya están disponibles en la versión de acceso del 'Nueveonce'.

Si hablamos de gamas amplias, la del 911 nunca decepciona. Entre carrocerías y versiones, los clientes tienen para elegir decenas de opciones distintas. La última incorporación a la familia es el Porsche 911 Carrera 4 2020 que, para que te sea más fácil situarla, es la versión de acceso a la gama, dotada de cuatro ruedas motrices.

Esta variante engloba los formatos coupé y Cabriolet y, como puedes suponer, se beneficia del conocido motor bóxer, de 3,0 litros y seis cilindros, con dos turbocompresores, que entrega 385 CV y 450 Nm.  

Como acompañante perfecto de la mecánica, encontramos la transmisión automática de doble embrague PDK, de ocho velocidades. A partir de este dúo, el deportivo alemán es capaz de parar el cronómetro en 4,0 segundos durante la aceleración de 0 a 100 km/h, con el paquete Sport Chrono. Sin él, la maniobra se ejecuta en dos décimas de segundo más. 

Eso el modelo 'cerrado', porque el descapotable firma 4,2 y 4,4 segundos en esta misma prueba. Curiosamente, todos estos tiempos son los mismos que los que declara el Carrera de propulsión trasera.

Galería: Porsche 911 Carrera 4 2020

El Porsche 911 Carrera 4 2020 incluye de serie la suspensión adaptativa PASM (Porsche Active Suspension Management), que ofrece dos programas: Normal y Sport. 

Visualmente, este coche se distingue del Carrera 4S en la zaga, ya que luce dos salidas de escape rectangulares, en lugar de las ovaladas de la variante con 450 CV. Por su parte, en el interior nada cambia, con una pantalla de 10,9 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento.  

Porsche 911 Carrera 4 2020

Aquellos que persigan un mayor dinamismo, podrán contar, previo pago, con el sistema de reparto selectivo de par en el eje trasero Porsche Torque Vectoring y con los frenos carbocerámicos (PCCB). 

Ya a la venta en el mercado español, el Porsche 911 Carrera 4 2020 se puede adquirir por 129.417 euros, en el caso del modelo cerrado, y por 145.707, si la opción preferida es la Cabriolet. 

Galería: Porsche en el salón de Frankfurt 2019