Según parece, no habrá una segunda generación del descapotable italiano, basado en el Mazda MX-5.

Las declaraciones a Autocar del CEO de Fiat, Olivier François, siguen dando mucho de qué hablar. A fin de cuentas, si hace unos días nos hacíamos eco de la confirmación del Panda eléctrico, de cara al año 2023, ahora, es el Fiat 124 Spider el que se convierte en el foco de atención. Y no, no es por buenas noticias.

Según se recoge en la edición global de Motor1.com, el mandatario habría hablado sobre el futuro del pequeño y ligero biplaza, desarrollado sobre la misma base que el Mazda MX-5. Y, según se desprende de sus declaraciones, lo más seguro es que no haya una segunda generación de este modelo, lanzado en el año 2016.

Galería: FIAT 124 Spider 2017 América

Según François, la única razón por la que el modelo está siendo rentable es, básicamente, porque Fiat aprovechó la oportunidad de llegar a un acuerdo junto a Mazda para producir el coche.

Que, por cierto, a pesar de contar con un diseño distintivo, no logra ocultar el MX-5 de cuarta generación que se esconde bajo la carrocería.

François admite que el 124 Spider añade cierto "factor cool" a la marca; sin embargo, no parece ser suficiente para convencerle de que el coche sea vital para el futuro de la firma.

De hecho, en la entrevista, François comentó: "No es lo que yo llamaría un Fiat puro y absoluto". A lo que habría que sumar su idea de basar la futura gama Fiat en el 500, prescindiendo de "coches grandes, de gama alta y deportivos".

Eso sí no cerró la puerta por completo a la idea de un 124 Spider o sucesor similar, al añadir: "Por ahora, sigue siendo una oportunidad interesante".

Veremos en qué queda toda esta historia, aunque, lo cierto, es que sería un coche que echaríamos en falta, tanto por su dinámica de conducción como por su motor MultiAir de 140 CV. Eso, por no hablar de las emociones que asegura, cuando se sustituyen los logos de Fiat por los de Abarth...

Fuente: Motor1.com USA