A su llegada, prevista para después de verano, contará con más equipamiento, motores de gasolina de tres cilindros y una imagen renovada.

La incógnita de una de las novedades que Skoda mostrará en el próximo salón de Ginebra se acaba de resolver. Aquí tienes las primeras fotos y datos oficiales del Skoda Fabia 2018, un coche de carácter urbano, lanzado en 2015, que acaba de recibir un interesante restyling.

Una puesta al día, por cierto, que debe permitirle completar la segunda fase de su vida comercial, plácidamente... a la espera de poder disfrutar de un cambio completo de generación. A fin de cuentas, es importante dejar claro que no nos enfrentamos ante un modelo nuevo, dotado de la plataforma modular MQB A0, como sí sucede con dos de sus 'hermanos': los SEAT Ibiza y Volkswagen Polo.

El Skoda Fabia Monte Carlo, a prueba:

Skoda Fabia 2018 restyling
Prueba Škoda Fabia Combi Monte Carlo

Nueva imagen y mejor equipamiento

A su llegada al mercado, prevista para la segunda mitad del año, el Skoda Fabia 2018 mostrará una imagen más moderna, con cambios en los grupos ópticos (incluso, con tecnología de tipo LED), paragolpes y parrilla, al tiempo que lucirá nuevas tonalidades y llantas de aleación, de hasta 18 pulgadas. Lo que no cambia es la posibilidad de escoger entre las carrocerías de cinco puertas o familiar, también conocida como Combi.

También se anuncian mejoras en el habitáculo, donde presume de un diseño renovado para la instrumentación, nuevas tapicerías y acabados interiores más vistosos. 

En términos de equipamiento, aparecen nuevas ayudas electrónicas a la conducción, como los sistemas de control del ángulo muerto y de aviso de tráfico cruzado trasero o el asistente de luz de carretera. Pero también se pone al día el sistema de infoentretenimiento Swing, con pantalla de 6,5 pulgadas, servicios Skoda Connect y protocolos de conectividad Apple CarPlay, Android Auto, MirrorLink y SmartGate

Skoda Fabia 2018 restyling

De inicio, solo gasolina

Por el momento, al igual que sucedió con el Ibiza, no hay rastro de mecánicas de gasóleo en la gama inicial. De este modo, los cuatro motores de gasolina disponibles, de tres cilindros, se reparten entre el atmosférico 1.0 MPI, de 65 y 75 CV, y el turboalimentado 1.0 TSI, con 95 y 110 de potencia y filtro de partículas. En todos los casos, el cambio es manual, salvo en el más potente, que puede optar por la transmisión automática de doble embrague DSG, de siete velocidades.

Por el momento, desconocemos los acabados que ofrecerá la gama, así como las tarifas de precios. Pero permanece atento, ya que iremos actualizando la información. 

 

Más noticias sobre Skoda:

Galería: Skoda Fabia 2018 restyling