El familiar checo gana calidad visual con este nuevo paquete de equipamiento.

Atrás, muy atrás, quedaron los Skoda que solo cuidaban el apartado práctico y no prestaban atención al área estética. Un claro ejemplo lo tenemos con el Skoda Octavia Combi Y-Line 2018, un nuevo paquete de equipamiento para el familiar checo. Con él, el vehículo resulta aún más seductor y llamativo... manteniendo el enorme maletero, de 610 litros, así como la gran habitabilidad para cuatro adultos.

Resumiendo, el pack incluye componentes exteriores con efecto carbono, cristales traseros tintados y llantas de aleación exclusivas, denominadas Trius, de 17 pulgadas. Además, el coche incluye todo el equipamiento de serie del acabado Ambition, junto a carcasas de los retrovisores de color negro, barras longitudinales de techo plateadas, volante multifunción de tres radios y asientos delanteros mixtos, con tapicería de tela y cuero.   

Skoda Octavia Combi Y-Line 2018

Skoda Octavia Combi Y-Line 2018, solo gasolina

En el apartado del chasis, el Skoda Octavia Combi Y-Line 2018 se beneficia del tren de rodaje deportivo y el control dinámico de la conducción. Como opción mecánica, tan solo se encuentra el motor de gasolina turboalimentado 1.4 TSI de 150 CV, disponible con un cambio manual de seis velocidades o con la automática de doble embrague DSG, de siete. 

Por supuesto, el modelo checo mantiene la excelente relación entre precio y equipamiento del vehículo y la gama general. Así, con la caja manual, el cliente puede adquirirlo por 20.890 euros, incluyendo los descuentos de la marca y asociados a la financiación. Si se desea con la transmisión DSG, la tarifa sube 1.000 euros. En cualquier caso, con la oferta, se incluyen cuatro años de mantenimiento.  

El Octavia Combi actual es un restyling de la generación que se puso a la venta en 2013. Mide 4,66 metros de longitud y, con el motor TSI de 150 CV y la caja manual, atesora unas prestaciones más que interesantes: 216 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos. Todo, con un consumo mixto de 5,3 litros cada 100 kilómetros, que baja hasta los 5,0 con la caja DSG. Sin duda, un vehículo excelente para las necesidades familiares o de ocio.

Otras noticias de Skoda en Motor1.com:

Skoda Octavia Combi Y-Line 2018