Es el compacto deportivo que mostró el camino al resto.

El Volkswagen Golf GTI es, con total merecimiento, un icono entre los compactos deportivos. Ser un automóvil práctico para el día a día y, a la vez, ofrecer unas prestaciones cercanas a las de un deportivo, le han permitido alcanzar un éxito que ya dura más de 40 años. Y el Volkswagen Golf GTI MK I es el modelo con el que comenzó todo. 

En un principio, el Volkswagen Golf nació con la intención de convertirse en un automóvil familiar, capaz de reemplazar al exitoso Volkswagen Escarabajo... Por suerte, unos cuantos ingenieros, trabajando por las noches y los fines de semana, hicieron algo espectacular: transplantar a un Golf, el motor 1.6 de 75 CV, de un Audi GT.

Eso sí, gracias a modificaciones como la incorporación de un sistema de inyección de combustible Bosch K-Jetronic, los 75 CV originales se convirtieron en 110 a 6.100 rpm; cifra suficiente para acelerar de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos.

Volkswagen Golf GTI MKI
Volkswagen Golf GTI MKI

Apodado a nivel interno como Sport Golf, este 'Frankenstein' dejó boquiabiertos a los jefes de Volkswagen y también a los presentes en el salón de Frankfurt de 1975. Tras esta gran aceptación, la marca alemana decidió fabricar 5.000 unidades del modelo, que era lo máximo que podría absorber el mercado si fracasaban... aunque en muy poco tiempo superaron esa barrera. 

Finalmente, el Volkswagen Golf GTI llegó al mercado en 1976, conservando una gran parte del diseño original de Giorgetto Giugiaro, pero con un toque más dinámico, gracias a unos cuantos elementos que han llegado hasta nuestros días: una parrilla con los bordes de color rojo, un tapizado de cuadros y una pelota de golf en la palanca de cambios.

A modo de curiosidad, te diremos que su carrocería medía 3,7 metros... de modo que resultaría 35 centímetros más corto que el Polo actual.

Volkswagen Golf GTI MKI

Volkswagen Golf GTI MK I: así evolucionó su mecánica

A lo largo de los años, la primera entrega del Volkswagen Golf GTI se fue perfeccionando poco a poco. En 1979, recibió una nueva caja de cambios manual, de cinco velocidades; algo más tarde, un propulsor de gasolina, 1.8 de 112 CV, con el que aceleraba de 0 a 100 km/h en apenas 8,2 segundos. En 1983, llegó una edición especial, denominada Pirelli-GTI, fácilmente distinguible por sus características llantas de aleación. 

En cualquier caso, parece claro que el Volkswagen Golf GTI MK I fue el modelo que definió lo que debía ser un compacto deportivo... Y, aunque los tiempos han cambiado, sigue marcando la pauta... siete generaciones después.

Coches clásicos, más información en Motor1.com:

Gallery: Volkswagen Golf GTI MkI: un coche clásico legendario