Te mostramos un teaser que anticipa el diseño del Volkswagen Polo GTI R5, con el que la marca alemana competirá en el WRC.

En los últimos años, el Volkswagen Polo R WRC ha sido uno de los grandes dominadores en el World Rally Championship. De hecho, desde 2011, este utilitario ha conseguido para Volkswagen la friolera de 40 victorias, 38 podios y 8 campeonatos, entre constructores y pilotos. En la segunda mitad de 2018 llegará su futura entrega, dispuesta a repetir los éxitos de sus antecesores...

Pero no anticipes acontecimientos ya que, por ahora, la compañía alemana ha desvelado un teaser que anticipa el aspecto de este coche de rallyes, denominado Volkswagen Polo GTI R5. Bajo el capó, equipará un propulsor turboalimentado de gasolina, con 270 CV, asociado a una transmisión automática, de cinco velocidades, con manejo secuencial. 

Volkswagen, más información en Motor1.com:

Otra de las novedades de cara a la próxima temporada es que, además de como un equipo oficial, el Volkswagen Polo R WRC también estará disponible para los equipos de carreras-cliente. A priori, el nuevo modelo, que lleva desarrollándose desde comienzos de 2017, será uno de los grandes favoritos para obtener la victoria en el mundial, teniendo en cuenta que los responsables de su desarrollo son los mismos que hasta ahora: el director técnico de Volkswagen Motorsport, François Xavier Demaison y el Ingeniero de Proyectos Senior Gerard-Jan de Jogh. 

"Con el Volkswagen Polo GTI R5 esperamos transferir la experiencia acumulada, venciendo cuatro títulos mundiales, a los equipos carreras-cliente, para ofrecer un coche de primer nivel en todas las categorías, desde el WRC hasta campeonatos nacionales", ha asegurado el Director de Volkswagen Motorsport Sven Smeets. "Antes de la primera carrera del año que viene, lo someteremos a rigurosas pruebas, para asegurar que funciona en todas las superficies", prosigue el directivo.

El Volkswagen Polo GTI R5 debutará a finales de 2017... junto  un modelo de calle. Eso sí, parece poco probable que esté equipado con el mismo propulsor de 270 CV que el modelo de competición. 

Volkswagen Polo 2018, primera prueba