Podríamos decir que este exclusivo modelo, que se fabricó en edición muy limitada, es uno de los diésel más ahorradores del mundo.

¿Te acuerdas del Volkswagen XL1? De no ser así... ¿cómo pudiste borrarlo tan rápido de tu mente? Este exclusivo modelo, que se presentó en el salón de Ginebra del año 2013, prometía un futuro más eficiente para la marca... antes de que estallara un asunto conocido por todos, relacionado con el diésel y las emisiones. 

Sin embargo, con una producción limitada a 250 ejemplares, sigue siendo un modelo más que interesante, como futuro clásico. Sobre todo, si se encuentra en un estado tan bueno como el de esta unidad. 

Un Volkswagen XL1 de 2015, a la venta

Volkswagen XL1: con 16 kilómetros en el marcador

El coche está disponible en Autotrader U.K., dentro del catálogo del concesionario Lookers Volkswagen de Newcastle. Sí, es uno de los 250 construidos (no se especifica el número de serie) y solo se ha conducido durante 16 kilómetros desde su estreno. 

Por fuera, está pintado en un discreto color blanco, que le aporta un toque futurista, mientras que el habitáculo adopta unos llamativos asientos de piel y Alcantara, acabados en tono gris, rojo y blanco. 

Bajo la carrocería, este biplaza esconde un sistema de propulsión híbrido enchufablable, que combina un motor turbodiésel de 800 cm3 y 48 CV, con una unidad eléctrica, de 27 CV. Alimentada mediante una batería de iones de litio, asegura una autonomía 100% eléctrica de unos 50 kilómetros. 

Un Volkswagen XL1 de 2015, a la venta

Un consumo de locos

Funcionando a pleno rendimiento, el Volkswagen XL1 entrega una potencia máxima combinada de 69 CV y declara un consumo medio de... ¡0,9 litros cada 100 kilómetros! Respecto a la propulsión, es trasera, mientras que la transmisión es automática de doble embrague DSG, con siete marchas. 

Uno de sus secretos está en el bajo peso, 795 kilos, que se alcanza con el empleo masivo de fibra de carbono o magnesio. Tampoco se queda atrás la aerodinámica, con un coeficiente (Cx) de 0,189. De este modo, no es de extrañar que, a pesar de su modesta potencia, pueda alcanzar los 160 km/h y acelerar de 0 a 100 en 12,7 segundos. 

Llegados a este punto, toca hablar del precio. A la venta en exclusiva para el mercado europeo, con un precio de partida desde 111.000 euros, que esta unidad casi nueva cueste 112.000 nos parece casi un regalo. Sobre todo, porque se convertirá en un preciado clásico de aquella época en la que parecía que el diésel podía llevarnos a un mundo mejor. 

Algunas noticias sobre coches clásicos:

Un Volkswagen XL1 de 2015, a la venta