El fabricante de neumáticos ya lo está probando en una ciudad simulada en Frankfurt, Alemania.

Si empresas como Uber o Google están trabajando intensamente en la evolución de la conducción autónoma, todo hace pensar que el taxi del futuro carecerá de conductor, tal y como hemos podido ver en algunas películas de ciencia ficción.

En cambio, Continental está trabajando en un proyecto bastante real, un ejercicio de diseño al que ha llamado Cube. Se trata de su particular interpretación de cómo serán los taxis que dominarán las calles de las ciudades europeas a medio plazo... gracias a la conducción autónoma.

Continental Cube Robotaxi

Tanto el nombre como el aspecto del Cube no son ninguna casualidad. Continental ha dibujado una carrocería rectangular para maximizar el espacio interior. De esta manera, permite transportar a varios pasajeros a la vez, ajustándose a la perfección al entorno urbano.

El taxi del futuro será autónomo y colectivo

De momento, no disponemos de ninguna imagen del habitáculo, pero Continental ha manifestado que el interior de los vehículos autónomos deben ofrecer más comodidad que un modelo convencional con motor térmico actual.

"Los coches serán mucho más que un medio de transporte en el futuro", afirma el Dr. Alexander Jockisch, jefe de desarrollo de negocio y marketing de materiales en la división ContiTech de Continental. "El enfoque dará más valor a la privacidad, la relajación, la comunicación y el trabajo. El propósito del habitáculo será diferente y los usuarios del vehículo van a hacer cosas diferentes a conducirlo".

Continental Cube Robotaxi

La tecnología que utiliza el Cube está basada en sensores láser en fase de desarrollo junto con sistemas de asistencia a la conducción que se emplean en los vehículos actuales. El proceso de desarrollo se encuentra en la fase de consecución para que ambas tecnologías trabajen de forma conjunta y cada vez sean más efectivas.

Continental pretende con el Cube aligerar el ingente tráfico que en la actualidad colapsa la mayoría de ciudades europeas. De esta forma, en lugar de adquirir un vehículo, el Cube daría servicio a varios usuarios a la vez y llevarles a sus destinos cuando fuera necesario.

Por último, sabemos que Continental pretende probar, en condiciones reales, el Cube durante el próximo salón de Frankfurt. Las instalaciones del evento automovilístico simulan las condiciones de tráfico de una ciudad a escala y son el escenario perfecto para medir las ventajas del Cube, sin ningún tipo de peligro. Así que ya sabéis, en apenas un mes, lo podremos ver y, quizás, probar en Frankfurt.

Otras noticias relacionadas:

 

 

Continental Cube Robotaxi