Teniendo en cuenta sus prestaciones, puede decirse que es relativamente barato.

Los Porsche 911 refrigerados por aire están cada vez más cotizados. De hecho, hace poco se subastó una colección completa por 6,3 millones de dólares (aproximadamente, 780.000 por coche) y, hace menos de una semana, un Porsche 911 RSR costó más de dos millones de euros. 

Así que, si piensas adquirir un Porsche 911 de este tipo sin gastarte cifras de siete dígitos, deberías fijarte en el Porsche 996 vitaminado que mostramos a continuación. 

El coche está disponible en el concesionario McLaren Scottsdale y tiene un precio de 300.000 euros. Sin duda, no es la mejor generación del 911, pero se apellida GT2 y tiene más de 1.000 CV. ¿Se te ocurre algún deportivo con una relación precio-potencia más favorable?

Bajo el capó, se encuentra un propulsor biturbo de seis cilindros bóxer, con múltiples modificaciones para llegar a los mencionados 1.000 CV. Además, se han incorporado un equipo de frenos y una suspensión capaces de soportar carreras de resistencia, una caja de cambios de uso manual-secuencial o una instrumentación Motec, por citar algunos cambios.

 

El exterior cuenta con paneles de kevlar en la carrocería, además de unos paragolpes modificados. La refrigeración corre a cargo de las múltiples tomas de aire, mientras que el alerón trasero se encarga de generar el apoyo aerodinámico para mantener el coche pegado al suelo. 

Según el concesionario que vende el coche, todo este kit tiene un coste de 700.000 euros, por lo que adquirirlo puede considerarse una buena inversión. Las modificaciones exactas del motor, o quién ha concebido este monstruoso Porsche todavía es un misterio, pero McLaren Scottsdale promete más detalles próximamente. En cualquier caso, este Porsche 911 GT2 es uno de esos coches que nunca sobran en una colección de ensueño. 

Fuente: McLaren Scottsdale

Más información de Porsche: