Ford Mustang 2018, primera toma de contacto

Después de su puesta de largo en el Viejo Continente, coincidiendo con el salón de Ginebra, ya hemos podido conducir el nuevo Ford Mustang 2018, un coupé mítico, que estrena ligeros retoques estéticos y una nueva transmisión automática con convertidor de par, de diez velocidades. Un vehículo para disfrutar de la conducción, especialmente, gracias a la versión GT 5.0 Ti-VCT V8, un bloque atmosférico con 450 CV.

En Europa, el Mustang 2018 sigue estando disponible con carrocerías Fastback (coupé) y Convertible (descapotable). En el exterior, las novedades principales se centran en la adopción de unas nuevas ópticas con tecnología de tipo LED, 11 tonos diferentes para vestir la carrocería, así como un amplio surtido de llantas de aleación, de 19 pulgadas en todos los casos.

En el apartado de las dimensiones, el modelo norteamericano no presenta grandes cambios, y crece 3 centímetros de longitud, alcanzando los 4,78 metros. En cambio, el maletero no varía, con un volumen de 408 litros, el Fastback, y 332 litros, el Convertible; el habitáculo sigue albergando espacio para cuatro ocupantes.

Ford Mustang 2018 primera prueba