La cuarta generación del Ford Mustang ya es un coche clásico, dado que su producción comenzó hace casi 30 años, en octubre de 1993. Como puedes ver, el ejemplar de este vídeo acabó abandonado en un granero. Y mientras que el coche estuvo parado, fueron los ratones los que convirtieron el vehículo en su hogar.

De primeras, la forma en que la luz del granero incide sobre el Mustang parece sacada de una película. Los rayos caen sobre el coche de forma que tus ojos no pueden evitar fijarse en él. La carrocería está en excelentes condiciones, aparte de la capa de suciedad y mugre sobre la pintura roja.

De coche abandonado a clásico de exposición

Una vez que la gente de WD Detailing lleva el Mustang al taller, los chicos descubren una sorpresa en el maletero. Dos ratones viven allí. Antes de empezar la limpieza, los operarios utilizan trampas para atrapar a los roedores.

Limpiar el exterior del Mustang no es tan difícil. El 'detailing' incluye un lavado a fondo de la carrocería y, a continuación, se aplica un recubrimiento cerámico. Los chicos también intentan poner en marcha el motor, que se enciende brevemente, pero el coche no es capaz de funcionar al ralentí.

El interior está sucio. El proceso de limpieza incluye quitar los asientos y aspirar la moqueta, que tiene bastante porquería. Pero el trabajo concienzudo, también en los asientos, marca la diferencia.

El clásico Mustang se ve fabuloso después del detallado. Casi te lo puedes imaginar, en el interior de un concesionario a mediados de los noventa. Ahora, un mecánico tiene que poner el motor en marcha... pero esa ya es otra historia.

El Mustang de cuarta generación salió a la venta en 1994 y supuso un gran cambio con respecto al modelo de tercera generación con carrocería Fox. Hubo disponibles varios motores V6 y V8. En 1999 se renovó su estilo y duró hasta 2004. La quinta generación, de inspiración retro, llegó en 2005.

Esa quinta generación duró hasta 2014, antes de que Ford sacase la sexta generación un año después. La sexta generación, que seguía contando con motorizaciones V6 y V8, terminó su producción en 2023, y actualmente ya va por la séptima generación.