Después de probar el X1 de gasolina sDrive18i y la variante híbrida enchufable xDrive25e (tienes información de ambos al final de este artículo), tocaba ponernos a los mandos de la opción eléctrica de la gama, el BMW iX1 xDrive30, cuya principal cualidad reside en la potencia y las prestaciones que otorga, sin descuidar la autonomía. 

Este SUV con la etiqueta 0 y tracción total emplea dos motores de 190 CV cada uno, para una potencia combinada de 313 CV. Por lo tanto, está dentro de los todocaminos eléctricos del segmento C más potentes. De memoria, tan sólo recuerdo el Volvo XC40 Recharge Twin y sus alocados 408 CV o el más loco aún smart #1 BRABUS, con 428 CV. 

Pero también hay que valorar la autonomía, 439 km homologados, que bajan a 400 en una conducción real muy favorable o al entorno de 370 en un uso mixto de autopista, carretera secundaria y ciudad, siempre con la climatización a nuestro gusto. Al empezar a 'tramear', el alcance desciende con rapidez, como es lógico.  

El BMW iX1 xDrive30, en cinco puntos clave:

Galería: Prueba BMW iX1 xDrive30 2023

Diseño

Ya hemos hablado varias veces de la estética del X1 y su evolución sin riesgos frente a su antecesor, pues se trata de un superventas de la casa y no conviene jugársela demasiado, al contrario que con modelos más de nicho, como el Serie 4 Coupé

Esta opción ecológica se distingue por la parrilla cerrada y diversos toque en color azul tanto en el frontal, las taloneras laterales y el paragolpes posterior. La etiqueta 0 también es un elemento especial, aunque lo comparte con los dos híbridos enchufables de la gama. 

El punto de carga se encuentra en la parte trasera del lateral derecho. La batería de 64,7 kWh netos admite recargas con corriente alterna a un máximo de 22 kW y con corriente continua a 130 kW. En el primer caso, dicha batería está lista en menos de cuatro horas. En el segundo, se pasa del 0 al 80% en tan sólo 29 minutos. 

Prueba BMW iX1 xDrive30
Prueba BMW iX1 xDrive30
Prueba BMW iX1 xDrive30

Interior

Siendo sinceros, echamos de menos la ergonomía de los BMW de antes, pero bueno, toca adaptarse a los tiempos y al final de los botones convencionales y de la ruleta iDrive. Al menos, todavía quedan algunos de esos mandos entre los asientos delanteros para, por ejemplo, elegir el programa de conducción o desconectar fácilmente el mantenimiento del carril. 

Como siempre sucede en un BMW, se adquiere la postura de conducción ideal en un santiamén y los asientos tienen un mullido más bien duro. Detrás, el espacio sigue bastante bueno, aunque el suelo está algo más elevado por la integración de la batería y no es posible disponer de la regulación longitudinal del asiento. 

Por último, el maletero brinda 490 litros, que son 50 menos que en las versiones de combustión y semejante a los híbridos enchufables. No es una pérdida de volumen muy notable y, además, los cables de carga pueden ir guardados debajo del plano de carga. 

Prueba BMW iX1 xDrive30
Prueba BMW iX1 xDrive30
Prueba BMW iX1 xDrive30

Mecánica

Como ya supondrás, los 313 CV otorgan un poderío mayúsculo a un vehículo que, recordemos, pesa más de dos toneladas en vacío. En concreto, el iX1 xDrive30 acelera de 0 a 100 en tan sólo 5,6 segundos y alcanza los 180 km/h de punta, una velocidad autolimitada. 

En el plano práctico, el coche gana velocidad con mucha rapidez, pero no sólo desde parado, sino también en marcha, lo que es ideal para realizar adelantamientos con seguridad, incorporarnos a una vía desde un carril de aceleración... o salir escopetados a por la siguiente curva en un puerto. 

Prueba BMW iX1 xDrive30

La verdad es que disponer de dos ejes motrices siempre supone un plus de seguridad, sobre todo en los días lluviosos como el que tuvimos en la sesión de fotos. En cuanto al consumo, marcamos 18 kWh/100 km en un recorrido pausado y subió al entorno de los 20 añadiendo cuestas y cambios de ritmo. 

Cabe recordar que el coche presenta tres niveles de retención (medio, bajo y adaptativo), más el B del selector del cambio. Si no quieres que el coche disminuya su velocidad al soltar el pedal del acelerador, también se puede desactivar por completo dicha retención. Así las cosas, BMW ofrece una conducción para todos los gustos. 

Prueba BMW iX1 xDrive30

En marcha

El buen dinamismo del X1 no da un paso atrás en el iX1, a pesar de su mayor peso. Bien es cierto que pierde un punto de agilidad respecto a otras versiones cuando le sometemos a una concatenación de curvas, pero en general este SUV eléctrico presenta un comportamiento bastante agradable.

La dirección trabaja muy bien y tiene la dureza justa, mientras que la suspensión M adaptativa de serie, "reduce en 15 milímetros la altura libre al suelo y varía la amortiguación de forma automática en función del tipo de conducción. Es decir, no tenemos que elegir nosotros la puesta a punto", tal y como expliqué en el X1 híbrido enchufable.

Prueba BMW iX1 xDrive30

Sin duda, lo que menos me ha gustado es el tacto del freno, pues al principio del recorrido no se nota ningún tipo de actuación sobre los discos. También hubiese instalado unas levas para variar con ellas la retención y no encuentro sentido a los programas de conducción Expressive o Digital Art. A cambio, el interior está muy bien aislado de ruidos aerodinámicos y de rodadura. 

Equipamiento y precio

El BMW iX1 xDrive30, por 56.400 euros, incluye de serie cámara de visión trasera, faros LED, dirección M Sport, climatizador automático bizona, pantalla táctil de 10,7 pulgadas, sistema multimedia con Android Auto y Apple CarPlay inalámbricos, llantas de aleación de 17 pulgadas, portón trasero eléctrico, sensores de alumbrado y lluvia, lunas tintadas...

BMW iX1 xDrive30

Motor Delantero transversal y trasero transversal
Potencia 313 CV combinados
Par máximo 494 CV combinados
Batería 64,7 kWh (capacidad neta)
Autonomía eléctrica 439 km
Caja de cambios Transmisión fija, 1 velocidad
0-100 km/h 5,6 s
Velocidad máxima 180 km/h (autolimitada)
Consumo 16,9 kWh/100 km
Tracción Total xDrive
Longitud 4,50 m
Anchura 1,85 m
Altura 1,61 m
Peso en vacío 2.010 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 490 l
Precio base 56.400 euros