Casi ninguno fue un éxito comercial, pero supusieron algo diferente en diseño, tecnología o prestaciones.

No sé a ti, pero a nosotros nos encantaría vivir dentro de un fabricante automovilístico el momento en el que se decide dar luz verde a un coche diferente, ya sea por diseño, tecnología o prestaciones. 

Son vehículos que no han cosechado grandes cifras de ventas, excepto algún que otro caso, y que posiblemente no han sido rentables para sus respectivas marcas, pero quedarán en el recuerdo de muchos. 

Nosotros los defendemos fervientemente, porque rompieron con lo establecido en las compañías y permitieron dar vía libre casi total a diseñadores e ingenieros a la hora de desarrollarlos. ¿Quieres saber qué 11 modelos componen nuestra lista? Solo tienes que pinchar en la flecha lateral de la imagen.  

Coches revolucionarios