Prueba Toyota C-HR 2017: híbrido y SUV

El Toyota C-HR 2017 no es fruto de la casualidad. Hace ahora más de 20 años que Toyota iniciaba una doble revolución en el mundo del automóvil. Por un lado, en 1996, presentaba uno de los primeros SUV de la historia, el Toyota RAV4. Y, apenas un año más tarde, lanzaría el automóvil que, a día de hoy, es el híbrido más popular del mundo: el Toyota Prius.

Dos décadas después la marca japonesa ha lanzado un modelo que combina lo mejor de ambos mundos: el Toyota C-HR 2017, un SUV de 4,36 metros de largo impulsado por la misma mecánica híbrida gasolina-eléctrica de 122 CV que utiliza el Toyota Prius.

¿Sus rivales? Si tenemos en cuenta que se trata de un coche ecológico, al equipar una mecánica híbrida, el Kia Niro 1.6 HEV es su gran enemigo. Mientras que, atendiendo a las ventas, los Peugeot 2008, Renault Captur, Opel Mokka X serán sus competidores más duros.

Para comprobar de lo que es capaz probamos su versión más equipada, cuya denominación comercial es Toyota C-HR 2017 Hybrid Dynamic Plus. Lo cierto es que por diseño, es uno de los SUV más revolucionarios del momento. Su carrocería de 5 puertas tiene la imagen poderosa propia de un SUV; gracias a los marcados pasos de rueda o a un frontal muy robusto.

 

Pero además, el Toyota C-HR  2017 cuenta con elementos estéticos destacados, entre los que se encuentran el logotipo de Toyota en azul que identifica a las versiones híbridas de la marca; así como unas ópticas delanteras y traseras con tecnología Led o los tiradores ubicados en...