Al ver dos coches juntos ante la cámara, seguramente, más de uno habrá pensado que se encuentra ante una prueba comparativa. Pero no, lo que tienes ante ti es una 'excusa', un  'last dance' en toda regla, para volver a disfrutar de dos coches deportivos que, probablemente, nunca más volvamos a conducir.

Por un lado, en el elegante Azul Nogaro, tienes el último Audi TT que va a existir en España. Y cuando decimos el último, es el último literal, ya que es la unidad número 25 de las que Audi ha ofrecido en nuestro país, a modo de despedida, de un modelo que dejó de fabricarse el pasado mes de noviembre, tras tres generaciones y algo más de 25 años en los concesionarios.

Por el otro, luciendo toda la artillería propia del paquete Weissach, tenemos el Porsche 718 Spyder RS, o lo que es lo mismo, el hermano del 718 Cayman RS y, también, el canto del cisne de lo que un día conocimos como Boxster.

Un biplaza descapotable que también nació a mediados de los 90 y que, en cierto modo, ayudó a Porsche a ser lo que es hoy en día. Y recordemos, tras el anuncio del fin de producción de los motores de gasolina para los 718 Boxster y 718 Cayman, el Spyder RS es un superviviente... a la espera del relevo eléctrico en la familia 718.

Dos deportivos irrepetibles, en una prueba especial

Desde luego, llegan nuevos tiempos para los deportivos europeos en un Viejo Continente que, salvo cambio de última hora, se ha abrazado a la fuerza a la electrificación. Sin duda, la excusa perfecta para disfrutar por última vez de estos dos 'enemigos íntimos'. Algo que vas a poder hacer con un vídeo de nada menos que 41 minutos de duración.

De hecho, en el clip no queda mucho por contar, así que tampoco te vamos a entretener por aquí más de la cuenta. Pero eso no quita, claro, para que, al menos, sí que te presentaremos a los protagonistas.

Prueba Porsche 718 Spyder RS y Audi TT

El último TT que se puede comprar en España

Con la desaparición del R8 y la del TT, Audi se queda sin sus dos deportivos puros, los que no derivan de otro modelo (como pasa con los RS) y los que han cargado de emoción a la marca en las últimas décadas.

Una despedida que, en el caso del TT, Audi España ha querido conmemorar con una serie limitada a 25 ejemplares. Y como puedes ver en las placas conmemorativas del interior, con la inscripción "the lasTT", esta es la última unidad de la serie.

Prueba Porsche 718 Spyder RS y Audi TT
Prueba Porsche 718 Spyder RS y Audi TT

Esta última edición especial está disponible en dos colores más allá del mencionado Azul Nogaro, al ofrecerse los Blanco Glaciar metalizado y Rojo Tango metalizado, sólo en carrocería coupé y con una única opción mecánica: el motor 2.0 TFSI de 245 CV, asociado a la transmisión automática de doble embrague S tronic, de siete marchas, y a la tracción total quattro.

Un conjunto que, a pesar de no recurrir al potente e icónico motor 2.5 TFSI de cinco cilindros y 400 CV, ya se las apaña para anunciar unas grandes prestaciones: 250 km/h de velocidad máxima (autolimitada) y 5,1 segundos en el 0 a 100.

Porsche 718 Spyder RS, a la estela del 911

A lo largo de su vida, el Porsche Boxster/718 Boxster siempre ha tenido algunas series especiales y bastante exclusivas, que han potenciado su aspecto como spyder, al más puro estilo del Porsche Spyder. Por ejemplo, con los Boxster Spyder de 2011 y 2015, que ya apostaban por una de las grandes peculiaridades del modelo: la capota de lona manual.

Y es que, nacido como modelo para disfrutar de la conducción a cielo abierto, este techo de material textil está más pensado para emergencias que para otra cosa. De hecho, el diseño del coche es mucho más espectacular y armónico cuando no se equipa. En cualquier caso, aunque se tarde un poco en montar y desmontar, el proceso es mucho más rápido y sencillo que en sus predecesores.

Prueba Porsche 718 Spyder RS y Audi TT

Mecánicamente, este 718 Spyder RS tiene lo que siempre pide para sí mismo el 'hermano' pequeño de la casa, un motor a la altura del que emplea los 911 top, como son el GT3 y GT3 RS. Y la verdad, no desaprovecha la oportunidad, con un rendimiento, una dinámica y unas prestaciones de auténtico superdeportivo.

A fin de cuentas, el motor 4.0 de seis cilindros bóxer, por supuesto atmosférico, alcanza los 500 CV de potencia a 8.400 rpm y los 450 Nm de par a 6.750 rpm (cifras hoy en día totalmente fuera de lo común), disfruta de la propulsión trasera y de la transmisión automática de doble embrague PDK, de siete marchas.

Con un precio de 180.709 euros (sin opciones), sobre su sonido y comportamiento, lo mejor que podemos decirte es que lo compruebes por ti mismo en el vídeo. Sin embargo, te adelantaremos dos datos: con él, puedes alcanzar los 308 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos... a cielo abierto.